“El Madrynazo”| 37 años de un momento histórico: cuando el pueblo fue protagonista

El 10 de septiembre de 1984, el pueblo organizado echó a un barco de bandera norteamericana del muelle Almirante Storni, de Puerto Madryn. Habían pasado 2 años de la guerra de Malvinas. El significado que tuvo aquélla experiencia fue la chispa que se encendió, entre la gente, para que un operativo internacional (UNITAS) tuviese que re-acomodarse. Dialogamos con la docente de historia, y quien escribió un libro que lleva el nombre de “El Madrynazo”, Mónica Duran. Desde el 2008 existe una ordenanza que instituye a esta jornada como una fecha para recordar.

A 37 años de la movilización popular en rechazo a barcos norteamericanos en el muelle Storni, recordamos junto a la docente de historia, Mónica Duran quien escribió un libro “El Madrynazo”: “Es algo que construimos entre todos, le hace muy bien a la comunidad”, dijo Durán. “Es muy rico para trabajar(el tema) en la escuela, tiene muchas aristas, involucra a nuevas generaciones. Aquella vez la comunidad pudo ser protagonista, con lo que Malvinas nos había dejado como marca; tras la autorización de Alfonsín -presidente por entonces- se produjo una respuesta espontánea”, agregó.

En otro tramo de la entrevista, Mónica Duran sostuvo que “El Madrynazo es una muestra de dignidad: una comunidad que no estaba dispuesta a aceptar sumisamente el ingreso de la flota norteamericana”, resumió. “Tiene mucho que ver con la democracia. No quedaba otra que tomar la calle; manifestar la bronca contenida”, valoró Duran. “(El contexto) era un ajedrez político: intendente, gobernador y presidente pertenecían a diferentes espacios. La decisión había sido del ámbito nacional, generó una respuesta social. Debieron tomar registro de lo que la gente manifestó”, explicó Durán.

El tema en los medios de la época: “La parte comunicacional fue fundamental. Las notas enviadas a instituciones eran firmadas por el pueblo, trascendía partidos, gremios, etc… la gente se sentía representada: ‘esto tiene que ver conmigo’”, explicó la docente quien añadió: “Párrafo aparte para los trabajadores portuarios también las juventudes y las familias fueron protagonistas; el centro de estudiantes de la escuela de comercio (esc 750); también vino gente de otras ciudades, fue algo bien regional”, ilustró. “Es importante buscar un interés común que trascienda las banderas partidarias”, reflexionó Duran.

  • ¿Dónde está el “madrynazo” hoy?
  • Debemos buscar puntos comunes para salir de banderas sectoriales. Pienso en la megaminería, soberanía es también invadir espacio público; debemos comprometernos con los temas actuales.

  1. La historiadora Mónica Durán rescató del silencio cómplice de muchas autoridades la gesta del Madrynazo. Para los de conciencia culpable, o rayana en la ignorancia, el tesoro histórico del Madrynazo debía ser enterrado.
    Pero he aquí que, una vez más, alguien descubre el suceso, sabe como conducirse y a quienes preguntar, y con valentía avanza sobre los hechos apenas sepultados. Módica Durán, junto a muchos acompañantes, puso el tesoro al descubierto. Ahora nos pertenece a todos, es la más pura muestra de la soberanía del pueblo, está debidamente exhibido. Sepan los más capacitados enseñarle a los jóvenes que, co.o dijo Aurelio Torres, “por aquí pasó la Historia”

  2. El MAdrynazo estuvo inmerso dentro del proceso de “Desmalvinización” que comenzó con el final de la dictadura que nos llevó a la guerra y que siguió en los gobiernos democráticos que los sucedieron. Fue una lucha muy grande a nivel nacional visibilizar lo que realmente sucedió en malvinas, lucha que los héroes que participaron en el conflicto llevaron adelante hasta lograr el reconocimiento que se les negaba. EN nuestra ciudad esta pueblada también fué ocultada y, a pesar de los esfuerzos llevados adelante para lograr que se institucionalizara como fecha a recordar, por quienes habían participado, pasaron 25 años para que dicha fecha quedara como parte de la historia de nuestra ciudad,luego claro,de conocerse el libro de Mónica, con el correlato de la Ordenanza de 2008.

    • Gracias por su comentario, Claudio. Sabemos de su lugar en esta historia tan especial para la ciudad. Desde nuestro lugar -en algunos casos sin haber llegado a Madryn todavía, o siendo niños en esa época- tratamos de subrayar, también, el rol de comerciantes de la ciudad y autoridades en esa fecha: mucho enojo, siempre el dinero. Hubo quienes no estaban para nada de acuerdo con que se vaya la embarcación. Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*