Caso Pirámides | “No decimos que el hecho no existió”, Marisol Carmona de Magdalenas Madryn [AUDIO]

El caso Pirámides, un hecho de abuso sexual infantil por el que fue condenada una pareja en primera y segunda instancia, está en manos del Superior Tribunal de Justicia de Chubut. Su definición mantiene en vilo a diferentes sectores de la sociedad costera.
En esta última instancia provincial de revisión, el STJ definirá si revierte o deja firme el fallo contra Julián Morón y Bárbara de Cristófano, condenados a 14 y 16 años, respectivamente.
La novedad de la audiencia, celebrada el martes 27 de abril, fue la aceptación de la constitución como Amicus Curiae (“amigos del tribunal”) de mujeres que integran espacios de género en ATE, Universidad de la Patagonia, Mujeres Ciencia sin Machismo (Conicet), Bardas y Magdalenas.

Los medios tradicionales de Chubut, que no hablaron del tema durante los juicios, ahora publicaron notas sobre el caso reproduciendo solo la versión ofrecida por los intereses de la defensa (Anzoátegui- Topic, dupla de abogados que viajaron desde Buenos Aires para reemplazar a Fabián Gabalachis). La presencia de las colectivas feministas en estas publicaciones sugerían compartir el objetivo con la defensa: que el abuso no existió y la víctima fue inducida a mentir (en clara referencia al falso SAP).

En La Namunkurá -medio que desde que se concretó la denuncia realizó una cobertura minuciosa del caso- buscamos escuchar la versión de las colectivas, quienes eligieron a Marisol Carmona, parte de Magdalenas Madryn, como vocera para la entrevista. Una de las preguntas fue si compartían la visión de la defensa legal de la pareja: “No estoy diciendo que el hecho no existió”, diferenció.


En cuanto a los objetivos del Amicus en esta instancia de revisión, Carmona argumentó que lo hicieron porque entienden que se trata de un “caso testigo”. “Venimos denunciando la criminalización de esta mujer (…) no ha tenido un juicio parcial, no se ha juzgado con perspectiva de género”, opinó, para luego afirmar que “se debe revisar el fallo” en el STJ.

En los siguientes audios, un resumen y la entrevista completa.

“No decimos que el hecho no existió”, dijeron desde Magdalenas Madryn.


1 comentario

  1. Qué tema tan complejo y difícil…Me he tomado el tiempo de ir hacia atrás y leer las distintas notas que Ustedes publicaron a lo largo de estos años. Es cierto que en los “Diarios” poco han informado sobre esta situación, lo cual genera más dudas que las que ya tengo sobre sus especulaciones a la hora de brindar información. Por otro lado es interesante lo que se expone en la entrevista, pero me queda una duda : cuando plantea que a la mujer acusada se la ha “criminalizado” específicamente a qué se refiere? Daría la impresión que con ese término pone en duda la sentencia, tal vez no sea así, pero ante la repregunta , reitera el concepto ; estaría bueno que se explicita lo que se desea expresar con algunos términos que suelen usarse en determinados colectivos y que no siempre todas /todos tenemos la capacidad de comprender el sentido que se les otorgan. Es justo exigir el tratamiento con mirada de género y denunciar las condiciones de detención que por desgracia en nuestro país en gran parte de las instituciones carcelarias son realmente tremendas tanto para mujeres como para hombres y poco hacen para que se cumpla con el “slogan” de recuperación…Ya de por sí el hecho de estar privado de la libertad es un castigo más que importante. Sigo conmovida y pensando en mis propias contradicciones ante el entendimiento de que es justo plantear la obligación de que se tenga en cuenta ” la perspectiva de género” y al mismo tiempo tal vez por mis propios dolores debido a haber transitado durante mi infancia/adolescencia hechos demasiado dolorosos que dejan marcas insuperables me cuesta superar el horror y la incomprensión de qué es lo que se les cruza por la mente y los deseos a quienes abusan de un menor. Es muy traumático que duden o nieguen tus relatos cuando pequeña/o , sobre todo cuando lo confías a quien crees que es la primer persona a la cual recurrir para que te protega o defienda y cese el daño. Son cosas que no se olvidan y deterioran en demasía los lazos familiares. Por suerte en el presente se han dejado de silenciar estos temas y en muchos casos las /los menores logran espacios de escucha y freno al horror, un avance importantísimo. Muchas Gracias por la nota compañeras y compañeros.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*