Rosita Contreras|jubilada: recibos de sueldo publicados que aún no se cobraron

La provincia atraviesa 3 años de pago escalonado. El impacto tiene como destinatarios a trabajadorxs del sector público. También afecta a proveedores y a pasivxs que perciben sus haberes de manera atrasada. Rosita Contreras es de Esquel. Fue una de las que junto con un grupo de jubilados y jubiladas ocuparon la sede de Issys en dicha localidad. A su vez, Contreras ingresó -en la legislatura- un proyecto de juicio político en contra del gobernador Mariano Arcioni. En diálogo con www.lanamunkurá.com, Contreras se refirió al perjuicio que provoca que se publiquen los recibos de sueldo que, debido a los retrasos, se perciben después. La referente se expidió sobre el rol del ex diputado David González quien ocupa un cargo “similar” al de la defensoría de la tercera edad. Asimismo la entrevistada fue clara: “Si todo ésto es para instalar la minería, van a encontrar un pueblo firme”.

“Lo importante es que sigamos un objetivo en común. No importa quienes nos representen. Peleamos con información y los compañeros de la cordillera ocupamos un lugar de privilegio a la hora de defender nuestros derechos”, sostuvo Contreras ante la consulta de cómo siente el liderazgo que le asignan desde diversos sectores de la actividad público.

“Un recibo de sueldo es un comprobante de pago. Hace algunos años se publicaba el recibo un día antes o después de haber cobrado. Ahora se publican los recibos hasta con 70 días de anticipación. No hay un correlato con el mes que se inicia en relación al mes que se paga. Se publicaron recibos de junio, a principios de mayo y que en septiembre todavía no se cobró. Esto genera -ofrece el ejemplo del sector salud- que los incrementos del 12 por ciento anunciados en enero lo cobraron en junio. Ese incremento forma parte del aguinaldo porque se va a tomar como el mes pago de mayor valor en el semestre. Eso impacta en el sector pasivo. Está publicado el SAC -sueldo anual complementario- que no sabemos cuándo vamos a cobrar. Si nos llega un valor menor se imaginan cuanto tiempo vamos a tardar en que nos devuelvan la diferencia”, explicó Rosita Contreras.

Agregó: “Otro tema importante es la situación con AFIP y sus normativas. Los descuentos se realizan en base a lo percibido efectivamente no sobre lo devengado que es la publicación del recibo. Por la ley de la AFIP nuestro mínimo no imponible subió un 7,5%. Esto quiere decir que quienes no percibieron los sueldos de junio deben tener nuevos recibos de sueldo. Hay que tomar otra base de cálculo. A quienes pagamos impuestos a la ganancia nos significa una gran suma de dinero”, y remata con las insólitas respuestas que reciben de las autoridades: “Tenemos todo por escrito. Hemos enviado notas a la defensoría del pueblo. ¿Qué nos contestan quienes nos deben pagar? Que tenemos razón. Que nos pagan sobre lo devengado y no sobre lo percibido y que cuando finalice el año fiscal le reclamemos a la AFIP. Son torpes e incapaces porque ni siquiera estamos hablando de dinero que le queda a la provincia”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*