La Namunkurá: 8 años en imágenes

Fue dicho. La Namunkurá nació mucho antes que el 10 de enero de 2012. Como experiencia educativa, política y social, desde los primeros aportes en la investigación con pibes marginalizados hasta la designación, en 2015, de escuela 1737 de gestión social; la radio como otros espacios en lo cultural y comunicacional fue gestándose con paciencia y proyección.

Desde los talleres de operación técnica y televisión que se brindaban en aulas con paredes descascaradas hasta los edificios modernados construidos por instructores y pibes en el hacer de otros talleres como herrería, construcción y parquización.

Desde “onda verde”, el programa que servía de excusa para ensayar ante una audiencia imaginaria- Miguel Marín, José Urquiza, Héctor Llanquetrú, Luisa Uzquiza, Carlos Medel, Jhonatan Campos, entre otres- hasta la primera programación que supo tener en la conducción matinal a José Chiaramonte y a Luciana Grandón, a Mario León-con sus especiales musicales- y a Luis Escobar por las tardes, a Facundo Navarro con la mirada periodística, Lautaro Merino, Santiago Diorio, Carla Merino y amigos, cada viernes en “¡Ay, ceniza!, Ignacio Ayerbe, Juan Pablo Nievas, Federico Del Brío y Facundo Díaz, los sábados con “Quiero Ver un Tren”, la operación técnica de Hernán Pérez, joven que desplegó su actividad como tallerista y la producción general de Débora Escobar Palma, una madrynense que se fue a estudiar a Río Negro e influyó para que el medio fuese fuertemente comunitario.

En las fotografías podrán observarse cómo se ha transmitido desde una camioneta o trafic, dentro de una carpa o un módulo realizado especialmente para su traslado: en varias de esas imágenes, el laburo de compañeros de otras áreas de la fundación que participaron con las instalaciones eléctricas, soldaduras, confección de muebles, etc, demuestran la presencia en la calle, en el barrio, en donde no siempre se comparte desde los medios de comunicación el propio movimiento cultural de la comunidad que reside en Puerto Madryn en donde convive gente de todo el país y de otros como Bolivia y Chile con residentes de muchos años.

Los modernos tiempos o la “era líquida” nos llevan a aplicaciones, teléfonos sofisticados, una marea de imágenes, o una catarata “informativa” en las redes sociales.

Pero la radio…

Decían que la llegada de la televisión -en Argentina fue inaugurada en el 51′, 30 años más tarde que la radiofonía-, las operadoras de cable, internet y plataformas digitales para “bajar” música iban a “comerse” a la radio.

Hoy, son esas herramientas nuevas las que hacen que hasta se escuche la radio en diferido. Justamente, ella que es sinónimo de espontaneidad,urgencia y crónica en el sitio de los hechos.

Desde la fundación Ceferino Namuncurá- así está plasmado en su proyecto educativo institucional que puede observarse en en el portal de noticias- creemos claramente que la radio, junto a otras maneras de comunicación son fortísimas herramientas para construir ciudadanía, discutir qué se pretende en educación, qué es “barato o caro” para un sistema que se basa en planillas, libros de temas, evaluaciones clásicas y con la meritocracia moscardeándonos.

Primeros pasos. En la imágen Miguel Marín -de gorra- y Héctor Llanquetrú ensayan una sección de “onda verde”, el programa que se realizaba dentro del taller de operación técnica. Quien los acompaña, la pedagoga Graciela González -una de las integrantes de la investigación educativa en sectores marginalizados- quien como otres docentes e instructores formaban parte de la producción de los temas. Ya en marcha la radio, desde el 10 de enero de 2012, “onda verde” pasó a ser “es lo que hay”, programa que se llevaba a cabo los domingo.
De Merino a Merino. Carlos -izquierda- es el presidente de la fundación Ceferino Namuncurá y Lautaro, su hijo es el coordinador de los espacios de comunicación y expresión: el pibe apenas caminaba cuando comenzó el proyecto que hoy puede observarse en el predio de 3 hectáreas, en el barrio América de Puerto Madryn, en el cual se cuenta con un moderno laboratorio, la usina cultural – puede transformarse en un cine o en una sala de jerarquía para música en vivo-, una cancha de césped sintético, los espacios de herrería y carpintería, huerta y granja -que proveen los alimentos que se comen a diario en la fundación- y los estudios de radio y de televisión. La propuesta pedagógica suele encontrar resistencias en funcionarios públicos: algunos y algunas que lo hacen desde el desconocimiento ya que no han visitado el lugar.
Juventud, divino tesoro. Más o menos extrovertidxs quienes estudian en la fundación se destacan por el hacer con las manos. No resulta extraño que desde el proyecto de comunicación jóvenes han trabajado como operadores en otros medios. En la imágen, Lucía Sepúlveda Y Johnatan Campos.
Pioneros. En 1987 fueron decisivos en la creación de la FM Paraíso, la radio de frecuencia modulada de LU 17.Mario León-izquierda- y José Chiaramonte, 25 años después, en 2012, fueron las primeras voces de FM Namunkurá conocida luego como Radio Escuela Namunkurá o La Namunkurá.
Fiesta. Con calor, música y un asado popular, se inauguró el 10 de enero de 2012, La Namunkurá. Por entonces en el 88.9 del dial. Desde el otorgamiento de la licencia por parte del Enacom, en 2019, figura en el 89. 7 MHZ.
Coberturas. Ya en tiempos de contenido audiovisual, las y los estudiantes de la escuela 1737 tienen 300 horas anuales de contenido en comunicación. A veces pueden incluirse momentos como muestra la foto, o bien fuera del horario de los talleres realizan distintas coberturas: desde una actividad en la calle hasta un evento cultural o educativo en el predio de la fundación.
Pilares. Son quienes o no aparecen en fotos o no se los oye por radio. Compañeras y compañeros de otras áreas de la organización son fundamentales para poder llegar a cada lugar del mundo con la programación de La namunkurá. En esta toma del año 2013 están colocando el piso de madera dentro de una carpa que sirvió de escenario de la primera radio-playa: otra de las características en estos tiempos ya que se realizaron 4 ediciones.
Módulo itinerante. En el hacer, aprendiendo. Una actividad en carpintería o herrería deriva en imágenes como éstas. La construcción de un módulo que en su interior tiene todas las comodidades para transmitir en exteriores.
Estudios. Las realizaciones fuera de Obreros Unidos 1201 -donde está la radio- pueden mutar de una combi a una camioneta antigua. Aquí un programa estival desde una “trafic”. También se han transmitido eventos deportivos, campañas políticas, actividades culturales y educativas.
Comunidad. El móvil transmitiendo desde el parque agroforestal. Los distintos temas comunitarios no solamente se trabajan desde los programas de la emisora con una mirada que no sea tan solo la de la “noticia espectacular”, sino que se hace hincapié en la vida cultural de cada barriada o sector de Puerto Madryn.
“Profes de lujo”. Quienes estudian en la escuela 1737 tienen elementos materiales de calidad. También cuentan con el recurso humano idóneo y afectuoso para intercambiar saberes. Débora Escobar Palma-izquierda- y Luciana Grandón, las primeras talleristas en locución y producción. De esa tarea más el trabajo desde la operación técnica y el sonido, les pibes producen, conducen, editan y operan sus propios programas.
Poder. “¿Cuál es el poder real?”, frase que sonó y suena recurrentemente en los medios desde hace algunos años. Esta escena corresponde a noviembre de 2012. Al igual que ahora, 7 años más tarde, se pretendía imponer la megaminería bajo el eufemismo de “marco regulatorio”. En la plaza céntrica estuvo La Namunkurá. Se presentó un informe especial radial -otra de las maneras de entender el quehacer diario- en donde se compartían historias de distintos puntos del país en donde se había implementado -o intentado- la actividad extractiva. Después hubo una numerosa marcha de vecinxs que, como tantas en estos 8 años, se invisibiliza por los medios tradicionales. Desde la agenda de la organización, desplegada en sus medios de comunicación, se instalaron en la superficie temas como “tierras”, “narcotráfico”, “Aluar”, “medio ambiente”, “el establishment social de Puerto Madryn” -que no repara en partidos polítcos, o en “ismos”, sino en los intereses de la minoría-, “desapariciones” -como en la de Gastón León ocurrida en mayo de 2018-, entre otros.
Comunidad. El espaldarazo llega de vecinas y vecinos que, en instancias difíciles, “sacan” la cara. Un ida y vuelta con otres protagonistas de la sociedad. Aquí transmitiendo desde el eje de un camión una muestra del taller de percusión del artista local Juan Pablo Solco. Fue en el barrio Unión Obrera.
Aire…libre. Otra postal habitual: las transmisiones dentro de la fundación pero en distintos escenarios. Puede ser en el anfiteatro “Horacio Guarany” o a la vera de la cancha de fútbol.
Visitas queridas. En la foto Black Amaya, baterista de “Pescado Rabioso”, charlando con otro creador de la música blusera y el rock en Puerto Madryn: Mario León. Fue en el marco de un festival del cual participó el músico que vive en San Luis. Visitas como las de León Gieco, Víctor Heredia, Tonolec, Luis Robinson, Ricardo Tapia, Raúl Porchetto, Willie Crook, Daniel Maza, Hugo Fatorusso, Karamelo Santo, Claudio Gabis, Ricardo Soulé, Lito Nebbia, Arbolito, nos dejan un hermoso recuerdo musical.
Visitas queridas II. Hace días se cumplieron 100 años de la “semana trágica”. Osvaldo Bayer quien vivió en Chubut -fue encarcelado y luego echado-, autor de “La Patagonia Rebelde” nos regaló una charla inolvidable. Asiduo visitante a la zona- Madryn, Trelew y Pirámides- en aquélla ocasión llegó junto a un músico inglés para presentar, en el marco de Malvinas, un evento “Tratado de Pax” que se realizó en la universidad. Otres visitantes: Tato Iglesias -de la universidad trashumante-, Luis D’Elía quien ofreció una charla junto a Carlos Escudé sobre AMIA, Víctor Laplace,, por citar algunos exponentes de la vida política, social y cultural, entre gente conocida. Cada charla en la radio genera un clima especial que nos deja muchas enseñanzas de cada experiencia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*