Aniversario de los 43: educación popular y el debate que pedimos para Chubut

43 estudiantes normalistas desaparecidos en 2014. La extensa historia de las escuelas creadas en el mandato del presidente Cárdenas a mediados del siglo 20. Cuando la ola neoliberal disfrazada de amarilla nos tiñó, también, en este lado del mapa, propusimos desde la fundación Ceferino Namuncurá un debate sobre la educación popular. En 2017 se trabajó sobre una ley que encuadre a las experiencias educativas de gestión social. Votada en forma unánime en la legislatura provincial fue vetada por Mario Das Neves. Vuelta a presentar por sus autoras, las diputadas peronistas Alejandra Marcilla y Gabriela Dufour fue aprobada en setiembre de 2018 como figura en la publicación del boletín oficial con fecha 21 de setiembre, “causalidades” mediante. En este recorrido te compartimos una cobertura que realizó a dos años de “los 43”, nuestro compañero Lautaro Merino -por entonces corresponsal en Buenos Aires- y un video que formó parte de los “separadores” de La Namunkurá apenas iniciada la era Macri.

Verano del 16′. La radio playa en su cuarta temporada bajaba la persiana en forma repentina. Los olores a ejercicios gemelos del ejecutivo chubutense con el recién parido bajo los sobacos de Macri motivó un cambio brusco. Del paisaje azul del Golfo y la rambla con inquietudes veraniegas, a la plaza San Martín: Milagro Sala ya había sido encarcelada con el pretexto de los huevazos a quien mas tarde se convirtió en gobernador de Jujuy. No soplaban buenos vientos y un acampe de diez días en el centro de Puerto Madryn apenas llamaba la atención de cruceristas con sus cámaras colgando.

Eran épocas en donde al actual senador Esteban Bulrich se lo recibía como huésped de honor en Fontana 50. No sabemos si de postre hubo flan como vociferó alguna vez en la Cámara Alta tras la ocurrencia del vecino en los noventa, el ex humorista Alfredo Casero. Para entonces, Bulrich era el ministro de educación y la frase sobre la incertidumbre no había sido patentada: sí dijo, en una visita a Río Negro, que la nueva conquista del desierto debía ser con la lanza de la educación. El titular de la cartera idéntica en Chubut era el biólogo Fernando Menchi que no le fue en zaga en eso de las declaraciones para la posteridad. “Las escuelas deben ser incubadoras de empresas”, le contestó a las apuradas al móvil de la radio Namunkurá. Los años le traerían una imagen de colección en el diario Clarín: Menchi, alejado del edificio que hoy, al igual que el 2018, se encuentra sitiado por las protestas de docentes; era fotografiado en un aula acunando al bebé de una alumna. La tierna imagen se viralizó de la misma manera que se repetían los ecos de “el mal ejemplo de Baradel y Goodman”. Al unísono, como en una coreografía, Macri en el Congreso y Das Neves en la legislatura escogían para sus primeros discursos tras la toma del poder, a ambos secretarios gremiales como el eje del mal.

Para entonces y mientras sobrevolaban las venganzas locales -esas que temen, ahora, los voceros del macrismo- desde la organización nos espejamos en el ejemplo de México y la era Peña Nieto, el joven presidente de la tierra de Zapata. Como desde el norte se imponía a los maestros como el enemigo. Mientras, se empujaba para privatizar la educación.

Con esa referencia y el título “educación popular en Chubut: el debate que necesita darse” propiciamos desde artículos periodísticos y posteriores jornadas con representantes de experiencias “alternativas” de la región, la urgencia del tema: quizás el colorario fue, tras una serie de encuentros, el proyecto de reforma de ley educativa de 2006 para que, entre otras cosas, se crease la dirección de escuelas de gestión social, hasta este 2019 escuelas que dependen de la órbita de Oscar Gareis, responsable de enseñanza privada. Valga el recuerdo: dicho funcionario fue intendente de Río Mayo durante la dictadura, en 1980.

Las diputadas Alejandra Marcilla y Gabriela Dufour presentaron el proyecto en la comisión de educación en 2017. Tras el dictamen favorable, el proyecto se convirtió en ley hasta que Mario Das Neves lo vetó. Ya había reemplazado a Fernando Menchi, el contador Gustavo Castán. En una nota a La Namunkurá, Das Neves se sinceró y dijo que el trelewense llegaba para recortar.

Sin embargo y tras la insistencia de las legisladoras, la normativa se promulgó y así figura en el boletín oficial de setiembre de 2018.

A la fecha y con el contexto que nos rodea, la ley es una cáscara.

43. Se cumplen cinco años de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa. En Buenos Aires, en 2016, nuestro compañero Lautaro Merino realizó la cobertura junto a familiares.
Paralelos. Mientras la fundación Ceferino Namuncurá iniciaba un acampe, en el verano de 2016, en la plaza San Martín, en la radio de la organización compartíamos este material. Eran tiempos en que el flamante ministro de educación de Chubut, Fernando Menchi, hablaba de las escuelas como “incubadoras de empresas”.

LEY PROVINCIAL SUSTITÚYENSE ARTÍCULOS DE LA LEY VIII Nº 91, LEY DE EDUCACIÓN DE LA PROVINCIA LEY VIII Nº 126 LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL CHUBUT SANCIONA CON FUERZA DE LEY

Artículo 1°.- Sustitúyase el artículo 3° de la Ley VIII N° 91 el que quedará redactado de la siguiente manera: «Artículo 3°.- El Estado Provincial asegura una educación inclusiva como concepción filosófica, política, económica, social y pedagógica, para que todos los ciudadanos ingresen, transiten y egresen de un sistema educativo signado por la equidad y la calidad, independientemente del tipo de gestión estatal, privada o social, por la que se organice, administre y financie». Artículo 2°.- Sustitúyase el Título VI EDUCACIÓN PÚBLICA DE GESTIÓN PRIVADA por el siguiente texto: «Título VI ESTABLECIMIENTOS DE GESTIÓN PRIVADA Y DE GESTIÓN SOCIAL Y COOPERATIVA». Artículo 3°.- Sustitúyase el artículo 84° de la Ley VIII N° 31 el que quedará redactado de la siguiente manera:

«TITULO VI: ESTABLECIMIENTOS DE GESTION PRIVADA Y DE GESTION SOCIAL Y COOPERATIVA». CAPITULO I: GENERALIDADES «Artículo 84°.- Los establecimientos de educación privada y los de gestión social y cooperativa responden al ejercicio de los derechos constitucionales de libertad de enseñanza, iniciativa privada y/o social, y el de los padres a elegir para sus hijos/as la institución educativa cuyo ideario responda a sus convicciones filosóficas, éticas y/o religiosas. Tienen derecho a prestar el servicio educativo la Iglesia Católica, las confesiones religiosas inscriptas en el Registro Nacional de Cultos, las sociedades, cooperativas, organizaciones sociales, mutuales, sindicatos, asociaciones, fundaciones y empresas con personería jurídica y las personas físicas. Las escuelas de Gestión Social y Cooperativas no podrán tener fines de lucro.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*