El “ruidazo” de las cacerolas desde Puerto Madryn hasta Buenos Aires, ida y vuelta

La Fundación Ceferino Namuncurá dijo presente aquí y allá. En Puerto Madryn y en CABA, dos de los tantos lugares en donde se sintieron los ruidos de las bocinas, los cantos y las cacerolas, la organización política que trabaja con pibes en situación de vulnerabilidad dijo presente con sendas coberturas periodísticas que compartimos entre fotografías, videos y los audios que se transmitieron por Radio Namuncurá.

Llovía el jueves 14, a las 20, en Puerto Madryn y en Buenos Aires. La cita, propuesta por distintos grupos aquí y allá era reunirse para hacer sentir el malestar y la bronca que se vive en el país por el aumento en las tarifas y otras medidas impopulares que ha generado en seis meses el Gobierno Nacional.

“Resistiendo con aguante” viene resistiendo y aguantando desde diciembre del año anterior con distintas propuestas y reuniones: cuando la defensa de la ley de medios, “barrida” de un plumazo por el decreto formalizó al Ministerio de Comunicaciones como regulador “sacándose de encima” a los entes como el ASFCA que le daban forma a la ley 26522, en febrero cuando en conjunto con la CTA local y el partido Unidos y Organizados realizaron una radio abierta por la represión en varios puntos del país.
Ocupando las plazas y los espacios públicos haciéndose oír. Protestando. Visibilizando.

En el monumento a la mujer galesa, sobre la avenida Roca se reunieron aproximadamente doscientos cincuenta vecinos, embanderados y haciendo ruido con sus cacerolas, utensilios de cocina, o cualquier elemento que estuviese a la mano para provocar el ruido que se sumaba a las bocinas de los autos.
Los compañeros Santiago Diorio y Facundo Navarro realizaron la cobertura en Puerto Madryn.

Mientras tanto, en el barrio de Boedo, Lautaro Merino Gonzalez corresponsal en Buenos Aires de la Fundación Ceferino Namuncurá ( ha cubierto para los distintos medios de la organización una ronda de los jueves de las Madres en donde entrevistó a Hebe de Bonafini, participó de una reunión con los Qom dialogando con referentes del Pueblo originario, transmitió en vivo cómo se vivió el balotage entre Scioli y Macri y una reciente manifestación de docentes que trabajan con personas con discapacidad) dialogaba con la gente que, en gran número (ver fotos) se dio cita en el tradicional barrio porteño.

Los carteles en contra del tarifazo, y los “fuera Macri” también se hicieron notar como aquellos testimonios de vecinos, como el de Washington, un porteño uruguayo con cuarenta años en la Argentina quien recordó momentos similares en nuestro país como cuando en 1975, el entonces ministro de economía Celestino Rodrigo provocó el “Rodrigazo”.

cacerola ochoContacto.Lautaro Merino Gonzalez, corresponsal en CABA, el jueves 14, con los vecinos de Boedo.

foto cacerola dos
Carteles. Comparación de los valores de las pizzas y las tarifas, Aranguren, Macri y el ingenio popular.

Si en Buenos Aires los testimonios tenían que ver con “pasar de pagar 45 pesos a 3000”, en Puerto Madryn las respuestas sobre qué banderas se levantaban además de las que denunciaban el aumento indiscriminado de tarifas tuvieron que ver con “el desempleo y en muchos casos las dificultades para poder comer”.

cacerola siete
Visibilización. Los medios sociales, fundamentales contando la historia.

Así, uniéndose entre 1400 kilómetros la Fundación Ceferino Namuncurá estuvo presente en el Primer cacerolazo al Gobierno de Mauricio Macri, el mismo del que viene “marcando” sus ofensivas políticas neoliberales y las agresiones al pueblo que observa, palpa y siente como van diluyéndose los derechos “que supimos conseguir”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*