Certificación de talleres por la UNPSJB: hablamos con Barry, delegado zonal

Progresivamente la experiencia pedagógica de la fundación Ceferino Namuncurá fue certificando los saberes. Tras la experiencia inicial, en “la loma blanca”, en donde se trabajó con niños y jóvenes en situación de calle, se llegó al predio del barrio América. Los talleres de herrería y de construcción fueron los primeros en constituirse. Al tiempo que quienes asistían a la institución y estudiaban bajo el anexo de distintas escuelas provinciales comenzaron a certificarse los talleres que se iban agregando. Carpintería, huerta, parquización, granja, cocina y elaboración de conservas, entre otros. Posteriormente llegó el turno de los espacios de comunicación.

Un momento bisagra en este recorrido curricular fue cuando, a mediados de la primera década del siglo, y en el marco de lay del 8 por mil (creada para que el aporte de las empresas se utilice en un fondo destinado a capacitaciones), desde la secretaría de trabajo del gobierno provincial se comenzó a certificar la trayectoria de los concurrentes a la fundación.

Al tiempo que desde la legislatura y el poder ejecutivo se declaraba de interés el proyecto de la fundación Ceferino Namuncurá se arribó a 2015 cuando surgió, como tal, la escuela de gestión social 1737. Las escuelas de gestión social están en la órbita de “gestión privada” pese a la modificación de la ley (en 2018) que propone la creación de la Dirección de las escuelas de gestión social.

De esta manera se fueron dando diversos pasos hasta que en 2016 el estado chubutense dejó de financiar a los talleres de la institución que forman parte de la currícula de la escuela: si bien la justicia se ha pronunciado en dos ocasiones a favor de la presentación propuesta por la entidad, no hubo acatamiento desde el ejecutivo encabezado, desde fines de 2017, por Mariano Arcioni.

El vínculo con la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco se gestó tiempo atrás con la firma de un convenio marco firmado entre el rector de la casa de estudios a nivel regional y el presidente de la fundación. También se han establecido otros lazos formales con instituciones como el Cenpat con cuyos integrantes se realiza un intercambio permanente.

Demian Barry, delegado zonal de la universidad nacional de la Patagonia San Juan Bosco charló, en La Namunkurá, con las autoridades de la fundación Ceferino Namuncurá. Fue en el programa Bisagra” que se emite cada mañana, de lunes a viernes, entre las 8 y las 13.
Cenpat y Fundación Ceferino Namuncurá. Mediante un convenio rubricado en los últimos meses ambas instituciones han formalizado una relación que lleva varios años.
Archivo. En octubre del año pasado desde el ministerio de educación se dispuso una resolución que daba de baja el número de escuela de la fundación Ceferino Namuncurá. Por entonces la repercusión, tanto a nivel provincial como a nivel nacional provocó que se retrotraiga la medida.. Igualmente si bien la escuela siguió funcionando, la resolución del ministerio de educación se mantiene en suspenso.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*