Se vuelven a escuchar las maquinas en la Fundación

Comenzaron los talleres productivos en la escuela 1737 de la Fundación Ceferino Namuncura. En la segunda semana del inicio de clases teniendo en cuenta los protocolos por la pandemia se extendió el horario de permanencia en el lugar. Parquización, herrería, carpintería, huerta, granja y radio, son los espacios que se agregaron a las actividades del aula. Recorrimos los talleres de herrería y carpintería y les estudiantes nos contaron de que se trató la primera jornada.

Herrería. Joaquina Menéndez, estudiante del tercer ciclo, utilizando una moladora. Esta semana comenzaron a realizarse los talleres en la escuela 1737.

El lunes 8 de Marzo los alumnos de la radio fueron a hacer un par de notas a los chicos que volvieron a comenzar los talleres siguiendo los protocolos de distanciamiento social los cuales se dividen en capsulas. Las entrevistas en los talleres que fueron: herrería que esta integrado por Joaquín y Joaquina y en carpintería donde están Tiago y Nazarena, donde los alumnos nos pudieron contar los distintos trabajos que están haciendo cada uno en sus espacios.

Las voces de los estudiantes

Joaquín Molina: “Esta re zarpado. Igualmente debería estar en construcción. Esta bueno porque estoy aprendiendo a soldar mejor y Guido(el profesor del taller) me tiene toda la paciencia del mundo porque hace media hora que estoy tratando de soldar una cosa re chiquita. Tenemos que usar una ropa especial y nos da calor”, dijo uno de los estudiantes de la escuela 1737 de la Fundación Ceferino Namuncura.

“Los talleres que mas me gustan son: herrería y parquización” concluyó Joaquín. Antes de despedirnos, Joaquín nos recalcó que tiene un vinculo muy bueno con el profesor de construcción César.

Por su parte, Joaquina Menéndez nos hablo que venir solo a la escuela sin poder participar de los talleres era bastante aburrido. Además nos contó que están aprendiendo a soldar.

Desde el taller de herrería se escuchan los taladros provenientes del taller de carpintería ya que ambos espacios son vecinos. Así que aprovechamos el momento y fuimos a hacerles una nota a los chicos de carpintería y nos dijeron lo siguiente.

Nazarena Aravena: “Estoy dibujando las maquinas ahora, ya que al ser mi primera vez en carpintería no puedo usar las herramientas de trabajo y la verdad el taller me esta pareciendo bastante bueno”.

Carpintería. Nazarena Aravena trabaja sobre una mesa plegadiza, la cual se va a sortear entre quienes colaboran con el proyecto educativo de la Fundación Ceferino Namuncurá.

Tiago Payleman:”Y, la verdad la estoy pasando bien, contento por volver a carpintería porque me gusta y de una arrancamos a trabajar porque viste como es Edgardo. Y estoy haciendo una mesa plegable la cual es para sortear”.

En el lugar de trabajo. Tiago nos contó su alegría por volver al taller de carpintería.

Con esta nota damos nuevamente la bienvenida a los talleres que tanto extrañaban los alumnos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*