Meseta: ¿desierto para la megaminería o tierras para la producción de alimentos? [AUDIO] | Entrevista a Cristian Hermosilla, de la UNP

[IMAGEN: Ecoinventos/ Sahara]

Fogoneado por los medios tradicionales provinciales y nacionales, sectores del poder con intereses creados han instalado que la región de la meseta es un “desierto” improductivo. Según esta imposición, la megaminería es la única alternativa para que la región supere el abandono histórico a la que fue sometida desde que se diseñó Chubut como provincia.
Investigadores de la Universidad de la Patagonia refutaron esta premisa y propusieron alternativas productivas y (verdaderamente) sustentables para beneficio de la mayoría de la población. “Sin voluntad política es imposible buscar alternativas a la megaminería en la meseta”, analizó Cristian Hermosilla, investigador de la Universidad de la Patagonia, en entrevista con La Namunkurá.

La Cátedra Abierta de Estudios Urbanos y Territoriales de la UNPSJB publicó un estudio [VER IMÁGENES] sobre la meseta en el que derriban algunos mitos discursivos del poder. “Se impone un discurso desde los grandes medios del sentido del ‘desierto’ y hay que hacer algo… un discurso bastante viejo, como el de La ‘Campaña del Desierto’; que es muy efectivo”, explicó Hermosilla en la nota con la radioescuela. “Han insistido con el discurso de que las tierras de la meseta no son fértiles. Y hay estudios técnicos que afirman que las tierras son potencialmente productivas (ya hay experiencias, vitivinícolas en Paso del Sapo por ejemplo). Hay energía eólica para sustentarlo”, afirmó.


Si leemos las operaciones promineras que aparecen (casi a diario) en los medios de la provincia, da la sensación de que los habitantes de la meseta huyen despavoridos: Hermosilla comprobó otra cosa. “A pesar de que no está bien la gente en general prefiere quedarse en la meseta por arraigo cultural. (El gobierno) tiene un diagnóstico equivocado, entonces aplicarían una política equivocada”, resumió. Y agregó que esta postura no es ingenua sino que está direccionada: “hay connivencia de multinacionales con políticos locales, con vicios de corrupción”, ilustró.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*