Soberanía marítima y fluvial | Desde el astillero Río Santiago a Comodoro

(Fotografía: Agencia de noticias Paco Urondo)

Martín Ayerbe, presidente del Foro Naval Argentino y dirigente del Movimiento Industrialista Nacional, repasó para www.lanamunkurá.com la abundante historia sobre la soberanía nacional. Desde Buenos Aires, Ayerbe hizo eje en José Artigas y el puerto de Montevideo, San Martín y la compañía de Bouchard quien hizo la bandera argentina en la antigua California, Rosas y la previa de la Vuelta de Obligado, Yrigoyen-Mosconi, y Perón-Salvio. En este informe también compartimos las entrevistas con Italo Carrizo, secretario de actas de SAON, que nos habló del trabajo en Comodoro Rivadavia y la industria naval; como así también Alejandro Cuellar, integrante de “Mares del Sur” -organización madrynense con 11 años recién cumplidos-, el cual se refirió a los proyectos presentados en diversas oportunidades para generar empleos de calidad en el sector. La coincidencia: soberanía y políticas de estado.

“El corso argentino. Dicen que los argentinos nacemos en cualquier parte del mundo pero somos argentinos porque nos une una idea. Así Hipólito Bouchard que nació en Francia es argentino. Peleó junto con San Martín en la batalla de San Lorenzo junto a los granaderos a caballo. Cuando se reitran las tropas realistas, Bouchard persigue a quien lleva el estandarte y recupera el pabellón realista como trofeo de guerra. San Martín-“ante tamaña decisión”, agrega- pide conocerlo y Bouchard le cuenta que es marinero y que buscaba trabajo, por eso estaba ahí. Lo relaciono con otro argentino que nació en Irlanda, el almirante Guillermo Brown con quien participó Bouchard, con patente de corsario, quien defendió el pabellón argentino y brindó apoyo a San Martín, del lado del Pacífico tras el cruce de Los Andes, en el puerto de El Callao, corazón de los realistas en nuestra patria grande llega a la California en manos de España y hace flamear la bandera. Por eso es que varios países de América central llevan los colores similares a los nuestros. Reconocían nuestra historia de lucha”, nos cuenta Martín Ayerbe del otro lado del teléfono.

De ahí en más el obrero del astillero Río Santiago nos repasa gran parte de la historia de los últimos 200 años: “El astillero es una respuesta geopolítica que da Perón cuando se encuentra con la situación de la pos guerra nació como una política de estado de Perón. Estados Unidos se transformó en potencia mundial vendiendo armas a los alemanes, rusos, franceses, italianos y a los ingleses. La industria de la muerte provocó el 30 por ciento del aumento del salario en los norteamericanos y alcanzó pleno empleo en hombres y mujeres.Eso fue durante la guerra, sabiendo que cuando (la guerra) terminase iba a cambiar la situación. Concentraron el 50 por ciento de la riqueza mundial en el 6% de los habitantes de Estados Unidos. Para ese momento los astilleros Kaiser botaban un barco al agua por día, una alta productividad. La idea entonces, fue, invadir los mercados internos y acentuar el imperialismo desde el capitalismo a través de pactos bilaterales y financieros pre existentes. Perón advierte esto y mientras Farrel y Ramírez- “sus compañeros de la revolución del 43′”, añade Ayerbe- se preparan para alinearse con Estados Unidos, Perón dice que no se alinea un carajo: me presentaré a elecciones y los enfrentaré a todos. Y todos era el pacto de Yalta con Churchill de Inglaterra, Stalin de Unión Soviética y Eisenhower de Estados Unidos. Y los enfrenta a todos. Lo meten preso un 12 de octubre y el pueblo lo libera el 17. Cuando Perón gana se produce la gran transformación con la nacionalización de la banca y el comercio exterior, en el 47′ tenemos el plan siderúrgico argentino que son las bases de la creación de Somisa para la producción del acero que el país necesita y en 1948 se crea el astillero Río Santiago para que Argentina pudiese construir sus buques para la marina mercante para concretar físicamente el intercambio del comercio exterior y submarinos de guerra para proteger el Atlántico Sur”, rememora Ayerbe y es una máquina de aportar datos (la nota completa se encuentra, como audio, debajo de la crónica).

Astillero Río Santiago, hoy: “La lucha de nuestros viejos, en los 90′, contra Menem, Dromi y las privatizaciones es nuestra referencia. El diputado radical Trilla vota con la bancada justicialista y sus correligionarios no le dijeron nada. Fueron cómplices de la destrucción del país. Ahí quedó claro ese proceso. El astillero no pudo ser privatizado ni siquiera con las ametralladoras de Albatros ni con los perros. Eso se mantiene hasta hoy: no hace falta plata, basta firmar un papel y no privatizarlo. Pero no lo hacen. Los gobiernos se expresan a través de sus actos y no de sus declaraciones. El jefe de gabinete -Santiago Cafiero- habla como una víctima. Qué le queda al tipo que vive en un rancho y está famélico. Todo el coqueteo con los ingleses se expresa de esta manera. En el Estrecho de Magallanes hay una iniciativa de más de 50 años tiene como objetivo crear dos enclaves para unir a Tierra del Fuego con el continente. Es por ahí donde deben pasar. En 42 kilómetros hay mucho para hacer y hay un fideicomiso de 100 millones de dólares que firmó Kicillof. En 2004 una embarcación inglesa cruzó el estrecho y se barrió todo el lecho marítimo. Por el estrecho circula cualquiera menos los argentinos. En este momento el ministro de Transporte renovador, Meoni junto con los privatistas de puertos están en alianza para importar ferrys usados. Estas son las ideas brillantes que en vez de darle órdenes de compra a Astlleros argentinos compran chatarra al extranjero. Lo otro, es aumentar la distancia de 42 kilómetros a 350 para olvidarse del conflicto del estrechos de Magallanes. El estado nacional con el esfuerzo de todos los argentinos le entrega en bandeja a Juan Carlos López Mena de Buquebús un negocio que adquirió López Mena abandonando otras rutas importantes. Es un argentino muy extraño que tiene nacionalidad uruguaya pero en realidad es inglés”, argumentó Ayerbe y vuelve a pivotear la historia con la actualidad.

Italo Carrizo, SAON: “Estamos trabajando en equipo. A veces con el panorama más claro, otras no. Hay que ver el contexto nacional e internacional. Influyen las UTN, también. Estamos avanzando en varios frentes, uno de ellos es el Canal Magdalena que debe ser re abierto. Es un paso corto y eso beneficiaría a los puertos de La Plata y de Buenos Aires y a la línea marítima que abastece a la zona patagónica. Madryn, Comodoro, Ushuahia y Deseado tendrían mayor movimiento. Habría alivio con el flete que sería más barato. Nosolamente en lo interno para nosotros los patagónicos sino también a la hora de exportar. El gobierno nacional está trabajando con el tema y da algunas señales”, contó Italo Carrizo quien se refirió a los anarquistas como los símbolos históricos por eso se acortó la sigla de la entidad sindical.

“Se abrirá una licitación para el astillero en Comodoro Rivadavia. Debe ser en noviembre. Se trabajará en conjunto con el estado para que sea transparente la licitación y el empresario que obtenga la misma no termine con los dueños yéndose sin pagar la deuda y después de 10 años de inactividad el que éste gremio siguió insistiendo para su construcción. Significa trabajo para los talleres de la zona, entre ellos de Puerto Madryn. Esperamos que este polo productivo se ponga en actividad con la construcción de barcos mayores a 30 metros”, añadió Carrizo quien también, al igual que Ayerbe habla de soberanía: “Después del golpe del 76 con Martínez de Hoz y Aleman, como canciller, como actores nefastos que llevaron una política favorable a los imperialistas se agregan los decretgos de 2 decretos -817 y el 872 que nos dejó sin marina mercante. A partir de allí y del consenso de Washington, Argentina, Uruguay y Paraguay trazan otra línea y se le da mayor importancia a Montevideo. Nuestra producción que sale de Río Negro o Chubut se descarga en Buenos Aires y pasa a Montevideo. Desde Uruguay, nuestra producción, se va al exterior. En esa traza que relato nuestra producción y las divisas se van en fletes en un valor de 50 mil millones de dólares. Esto se luchó durante mucho tiempo al quedarnos sin vías marítimas. El puerto trabajaba a pleno y eso se termina en los 90′. Nos cambian el sentido de las vías fluviales. A su vez “rompen” los trenes. Otra bomba atómica. Hacen una traza a la inglesa desde los camiones que hoy encarecen el flete. Un container de Usuhia a Buenos Aires cuesta 7 veces más que de Shangai a Buenos Aires”, explicó Carrizo.

Por último Alejandro Cuellar de la agrupación “Mares del Sur” que, el pasado 17 de agosto, cumplió 11 años, nos amplió aspectos en los cuales están trabajando dentro del sector: ” Como organización hemos defendido proyectos que hacen al beneficio del sector marítimo. Tenemos una buena relación con el SAON en donde aunamos criterios y empezamos a participar de distintas jornadas. Si bien no somos del río nos involucramos porque tiene que ver con nuestra actividad. Hay mucho trabajo para realizar y a éstas propuestas se las observa como un planteo soberano. Los compañeros trabajan hace mucho en estas jornadas en un equipo muy amplio. Nosotros llevamos a estas reuniones los planteos que ya hicimos en estos 11 años. Uno de ellos es Puerto Lobos en donde hicimos un borrador y fue presentado a distintas áreas del gobierno nacional. Tenemos un país rico en recursos y debemos florecer como industria”, sostuvo el experimentado – a pesar de su juventud- marinero d ela ciudad.

“Van a hacer 4 años que participamos del pacto de las Naciones Unidas. Exponemos cómo los gobernantes que pasan, no resuelvan. En febrero de este año le alcanzamos al gobernador, al vice, y a los bloques de diputados, un documento en donde hacemos un diagnóstico en materia social y cómo podemos afrontarlo. Son créditos que podemos recibir en millones de dólares y no nos dicen ni “mu”. No podemos ejecutar proyectos por falta de decisión política”, aseveró Cuellar.

Soberanía. Palabra que se recalca en cada entrevista sobre el tema marítimo-fluvial. Italo Carrizo de SAON, se mostró expectante con la licitación que debe realizarse en Comodoro Rivadavia, en noviembre: “Participaremos del proceso previo con representantes del estado y empresarios. Queremos una licitación limpia. Tuvimos que aguantar en estos 10 años que los empresarios se fueran. Pudimos con esfuerzo re abrir este proceso de licitación para el astillero en Comodoro Rivadavia”.
Alejandro Cuellar de “Mares del Sur”, organización que cumplió recientemente 11 años: “Los compañeros de SAON están en el proceso del canal de Magdalena. Nosotros ahí escuchamos. Pero tenemos para aportar nuestra experiencia en proyectos que no se concretan por falta de decisión política. Nuestro anhelo: el proyecto de Puerto Lobos”, le contó el marinero madrynense a La Namunkurá.
Libro abierto. Martín Ayerbe de Astilleros Río Santiago nos enriqueció con un extenso recorrido histórico que incluye a José Artigas, San Martín y Bouchard, Perón e Yrigoyen hasta nuestros días: “Reactivar la industria no es un problema de dinero. Es firmar un papel”, expresó e insistió con el término soberanía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*