Pandemia: la odisea de un chubutense varado

Alberto Curallán es de Comodoro Rivadavia. Se encuentra, aislado, en Río Gallegos. Trabaja para una firma petrolera concesionaria de YPF: “Estamos abandonados por el Estado de Chubut. Somos distintos compañeros de Comodoro y de Trelew padeciendo esta situación. A otros laburantes, de distintas provincias los han trasladado a sus lugares de origen”, le cuenta a La Namunkurá Curallán desde la habitación de un hotel de la capital de Santa Cruz.

La voz, entre temblorosa y firme, de Alberto Curallán transmite bronca a través del whatsapp. Se trata de un comodorense que, dice, “tengo a una gran familia esperándome en casa”. Casa, su casa, está en Comodoro Rivadavia hacia donde no puede llegar porque la emergencia sanitaria, con cuarentena incluida, lo encontró trabajando en su faena de petrolero en Santa Cruz: ” Tenemos un contrato cerca de Río Gallegos y me tocó el cambio de turno el 18 de marzo y el 19 nos encontramos con esta problemática mundial. La empresa nos pidió que nos quedásemos en las habitaciones del hotel. Nos traían las viandas. Eramos 150 operarios y la firma logró, mediante Aerolíneas Argentinas, enviar a compañeros a su lugar de origen. Cuando no hubo más cupo en los aviones, contrataron 2 colectivos y se fueron más compañeros. Eso fue el 29 de marzo”, explica Curallán quien agrega que “nos quedamos algunos trabajadores de Sarmiento, Trelew, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia. Según nos explicaron desde la empresa quien prohíbe nuestra llegada a Chubut son las autoridades del gobierno provincial. Estamos controlados permanentemente en el aspecto sanitario”.

Petroleros. Curallán es oriundo de Comodoro Rivadavia. Llegó, a Santa Cruz el 19 de marzo: “Nos agarró la emergencia en pleno cambio de turno. Eramos 150 operarios y, solamente, quedamos, varados los chubutenses porque no nos permiten el regreso”, le contó a La Namunkurá el trabajador en una entrevista vía whatsapp.

“Nos sentimos discriminados y abandonados por las autoridades de Chubut”

“Recién ahora tuvimos contacto con los representantes de la municipalidad de Comodoro Rivadavia quienes nos dijeron que iban a solucionar el problema de los comodorenses”, explica Curallán quien muestra la solidaridad con el resto de las personas varadas: “He discutido hasta con mi mujer que me dijo por qué te fuiste. Soy petrolero y debo cumplir con una labor tan importante como la de brindarle la energía a nuestra gente. Agradecemos el gesto de que nos regresen a Comodoro Rivadavia pero no me puedo ir dejando a la gente que está conmigo en esta situación y también son chubutenses”, narra el trabajador a La Namunkurá.

Curallán como el resto de sus compañeros trabajan para la empresa UGA SEISMIC en una labor que depende de YPF, en inmediaciones de Río Gallegos. La firma, así lo indica la página institucional, se dedica a esta actividad desde 1992.

YPF. UGASEISMIC, creada en 1992, es una firma dedicada a la extracción petrolera. Curallán y sus compañeros trabajan para la empresa nacional YPF.

“La empresa está tramitando poder enviar más colectivos. Tenemos los certificados correspondientes y haremos la cuarentena -nuevamente- en nuestro lugar de origen. Acá la falla estuvo en que se superponen los decretos del gobierno nacional y del gobierno provincial”, prosigue Curallán quien siente “mucha bronca porque se ha dejado ingresar a Chubut a gente que fue de vacaciones y se han rescatado a personas que vacacionaron por el mundo. Nosotros somos trabajadores y por eso estamos varados, aislados y discriminados”.

Curallán, extiende: “Solamente recibimos, a partir de la insistencia por contactos, la llamada de Gustavo Fita del municipio de Comodoro Rivadavia. Ningún funcionario del gobierno provincial se comunicó con nosotros”.

Lacónicamente, el obrero del petróleo, señala: “Al único que vemos es al enfermero vestido de astronauta que me toma la temperatura. Tengo comodidades porque estoy en una cabaña y me dejan la vianda. Hablo solo, pienso, duermo entrecortado porque necesito estar, en esta situación con los míos”.

    • Jajajjajaaj desmintieron la muerte??? Osea no se murió????? Por qué no vas a preguntarle a la esposa boludo! No hables pelotudeces, el muerto se lo encajaron a geopetrol, infórmate mejor

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*