Domingo Namunkurá: cannabis y un debate ineludible

La ley que propició el diputado comoderense Gustavo Fita, el veto de artículos puntuales de parte del gobernador Arcioni, la incautación de frascos de aceite a Berta, mamá que cultiva por la enfermedad de su hija, el flamante consejo cultivo aprobado en Puerto Madryn a través de una ordenanza y las repetidas historias de vida dolorosas de gente grande, son algunos de los hitos que demuestran que al igual que otros temas -la despenalización del aborto, por ejemplo- es la sociedad la que los empuja para encuadrarlos en el ámbito institucional.

La cálida mañana de domingo 3 de noviembre no fue escollo para los 200 asistentes a la charla que se realizó en el salón “Héroes de Malvinas”, del bingo municipal.

Con talleres sobre autocultivo, generación de aceites e historias de personas que deben sortear las barreras legales en búsqueda de una mejor calidad de vida, más la presencia de profesionales de la salud (el cierre de la actividad estaba asignado al recientemente elegido ministro de salud provincial, Puratich) se vivió una intensa jornada, la que se agrega a otras realizadas en Puerto Madryn con la presencia de integrantes de la organización Resset y la abuela de Joaquín, una familia de San Antonio Oeste, precursora en medidas de amparo para poder acceder al aceite de cannabis que en el caso del pequeño rionegrino significa un tratamiento por síndrome de tourette. A ello debe anexarse la reciente ordenanza que proporciona como espacio de consulta al consejo consultivo que será formado por integrantes del Cenpat, concejales y representantes de la salud, entre otres.

Conversamos con Berta Thacheck, madre cultivadora que en la actualidad tiene un amparo de la justicia, con María quien al padecer varias enfermedades nos dijo que “he llegado a tomar 140 comprimidos. Ya no los podía ni siquiera tragar. Ahora, desde que uso el aceite estoy mucho mejor. No me siento vegetar”; y con Gustavo Benegas, de Neuquén quien brindó un taller sobre autocultivo.

Berta. Una historia de lucha para ofrecerle una mejor calidad de vida a una de sus hijas.
María. “Llegué a tomar 140 pastillas por distintas enfermedades. Ahora me siento que reviví”.
Autocultivo. Gustavo Menéndez, de Neuqén, tuvo a su cargo el taller de autocultivo. Al finalizar su alocución lo aguardaban muchas personas para consultas particulares.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*