Madre de testigo clave: “le tememos a las jugadas del Poder Judicial” | Asesinato de Rafael Nahuel

por Fabricio Cardelli (@cardellif)

“La gente en Bariloche, en Puerto Madryn, te dicen que tienen miedo (…) es todo el tiempo así, ataque permanente y agresivo (…) Das Neves decía que no podía con ellos porque no respetan ni la Constitución (…) creo que es una manera de generar… cómo te diría, no sé, algo del terrorismo (…) tienen un poco de guerrilleros. No tiraron tiros porque sí los prefectos (…) se supone que hay armas de todo tipo, hay lanzas… piedras y también armas de fuego…”. Gabriela Michetti (diciembre 2017).

“En el expediente cada vez más toma forma que fue un tiroteo en contra de los prefectos más que un enfrentamiento. Tanto Nahuel como los dos que bajaron con él tenían pólvora en sus manos”. Patricia Bullrich (octubre 2018).

El asesinato de Rafael Nahuel, ejecutado el 26 de noviembre de 2017 en Bariloche, Río Negro, aún continúa impune. Quien disparó la bala 9 mm que terminó con su vida, el cabo Francisco Javier Pintos del grupo Albatros de Prefectura, goza de la “falta de mérito” (dictada por la Cámara Federal de Gral. Roca, apoyada en una discutida pericia de Gendarmería). Pero uno de los que asistió al joven mapuche todavía mal herido, Lautaro González, continúa siendo perseguido por la justicia federal, que busca encarcelarlo. Su madre, Mirta Curruhuinca, afirmó que desconfían de la justicia tras presionarles para aceptar un juicio abreviado que los incrimina, en una entrevista con La Namunkurá.

Lautaro González es un testigo clave del asesinato de Rafael Nahuel. Por estos días se encuentra clandestino, “hasta que no haya una discusión política seria para resolver el conflicto mapuche”, según afirmó en un comunicado [ver abajo]. Está procesado por usurpación, pero no hay procesados por la muerte de Rafita. “Quiero que se sepa lo que está pasando mi hijo, que se visibilice su situación. Como joven mapuche acompaña las reivindicaciones y luchas de nuestro pueblo”, expresó Mirta Curruhuinca, su madre, en nuestra radioescuela.

Lautaro González. Fuente: En estos días.

Mirta también tiene una causa abierta, al igual que la mayoría de los que defienden la causa mapuche, y además fue detenida cuando reclamaba justicia al año de la muerte de Nahuel. Transcurridos dos años de su asesinto, la periodista Gioia Claro reveló la arenga del grupo Albatros en aquella “cacería”: “maten a un indio”, era el grito de los prefectos que perseguían a parte de la comunidad que había escapado de la primera represión tras el desalojo en Lafken Winkul Mapu (Villa Mascardi), ordenado por el juzgado federal de Gustavo Villanueva. La represión no ocurrió en un lugar azaroso sino donde se había levantado una joven machi de la comunidad, Betiana Colhuan, figura central de la medicina mapuche. Según cuenta su madre, Lautaro “tomó la decisión por un acto de humanidad, de querer salvarle la vida al lamién (hermano): estuvieron presos cinco días” y ahí fue cuando les iniciaron las causas por las que aún hoy lo persiguen. “El decía que no fue un enfrentamiento, sino que el grupo Albatros subió a cazarlos”, afirmó. En las inspecciones posteriores encontraron más de 44 vainas de las utilizadas por las Fuerzas de Seguridad de Patricia Bullirch pero ninguna prueba de que alguna de esas haya sido disparada por los mapuche. El gobierno de Macri sostuvo la teoría infundada de enfrentamiento.

Cabo Francisco Javier Pintos. Según pericias, de su arma salió la bala que mató a Rafael Nahuel: está libre y desprocesado.

Gendarmería, medios operadores y el Partido Judicial Federal

Lautaro González continúa procesado por “usurpación” y “enfrentamiento a la autoridad”, dos delitos excarcelables, por los que debía ir a firmar al juzgado federal de Bariloche, primero semanalmente y luego, por mes, durante varios meses posteriores a la muerte de Nahuel. “Hasta que la fiscal (Silvia) Little apeló y quiso meterlo de nuevo en prisión. Dado el contexto, (Lautaro) decidió no presentarse más porque corría riesgo su vida si se entregaba; no tenemos confianza en el poder judicial, sabemos que están mandados por el Estado, por el capitalismo (son pagados por ellos); yo temía que si él se entregaba podían matarlo en la cárcel y hacerlo pasar como un ahorcamiento… como un enfrentamiento… no teníamos la seguridad”, argumentó Mirta. Los antecedentes de la fiscal Little justifican los temores de la comunidad.

El asesinato de Rafael Nahuel se produjo el mismo día en que era velado Santiago Maldonado en provincia de Buenos Aires, otra víctima de represión en un conflicto de tierras en Chubut, Patagonia. En el caso de Maldonado, fue la Gendarmería quien desalojó de manera violenta una protesta en la ruta 40. Esa fuerza, también dependiente de Bullrich, es a la que se le encargó un peritaje sobre la bala que mató al mapuche de 22 años: determinaron, tras varias irregularidades, que no se podía afirmar de qué arma había salido la bala. Esta pericia de Gendarmería fue una de las justificaciones para dictarle la falta de mérito al prefecto Pintos.

“Tememos a la jugada que hace el Poder Judicial, los políticos”, repite Mirta Curruhuinca desde Río Negro, tras contar un episodio protagonizado por el juez Leónidas Moldes, ahora jubilado. “Moldes había llamado a las madres (de los chicos que estuvieron en la represión) a ver si se podía llegar a un arreglo. Cuando pregunté cómo iba a ser, el arreglo era un juicio abreviado, y entendíamos que cuando uno acepta, sí o sí se tiene que echar la culpa de algo y (Lautaro) decía ‘yo no siento que sea culpable de algo, no hubo tal enfrentamiento; están mintiendo y si me entrego estoy avalando esa mentira'”, contó su madre. Quien sí aceptó el juicio abreviado fue Fausto Jones Huala: la Justicia lo sobreseyó por usurpación pero tuvo que reconocer resistencia a mano armada, con piedras. “Fausto Jones Huala es el activista mapuche que junto a su compañero Lautaro González, todavía prófugo y con pedido de captura internacional, bajó el cuerpo sin vida de Rafael Nahuel en Villa Mascardi el 25 de noviembre de 2017, tras un enfrentamiento armado con una patrulla del grupo Albatros”, escribe la vocera de Bullrich Loreley Gaffoglio que opera como redactora en Infobae. ¿Cobrará por mentir o será una ingenua víctima de los grupos de tareas y espionaje del gobierno de Macri? El portal de Hadad hace tridente con Clarín y La Nación para desinformar y abonar a la teoría del enemigo interno. “Son medios que los dueños son terratenientes, vinculados a las multinacionales. Nosotros no creemos en la justicia, que trabaja para las multinacionales y también para el Estado”, analizó Mirta.

Bullrich, de ministra de Seguridad a presidenta del PRO: no se los castiga, se los premia.

Sobre el final de la entrevista, plagada de detalles, la madre del testigo clave Lautaro González analizó el componente racista de la persecución sistemática contra el pueblo mapuche. Y se refirió a este hecho como un capítulo más del genocidio indígena ocurrido en nuestra América Latina, sobremanera en la Patagonia: “ojalá que nuestra gente se despierte para no desaparecer como pueblo”. La entrevista completa, a continuación

https://soundcloud.com/user-382521969/mirta-curruhinca-madre-de-lautaro-gonzalez-1
“Ojalá que nuestra gente se despierte para no desaparecer como pueblo”, dijo Mirta Curruhuinca.

***

Declaración de Lautaro González Curuhuinca, quien bajó el cuerpo de Rafa Nahuel, asesinado por Prefectura, desde la clandestinidad y la persecución del Estado

A los casi dos años de que se me libró el pedido de captura, tanto la justicia federal como el gobierno solo han puesto trabas para resolver mi situación judicial actual, rechazando todo pedido formal por parte de la defensa. Pero hoy en día el gobierno de turno aparece con una propuesta de diálogo poco serio de parte del ministerio de seguridad, queriendo sentarse con mi ñuke sin la presencia de ninguna otra persona, algo raro para un gobierno que hasta ahora nunca pudo resolver el conflicto mapuche, esto demuestra como el Estado intenta dividir al pueblo queriendo dialogar con una parte, y por otro lado arman montajes contra las comunidades tratándolos de violentos.

Mi respuesta es que seguiré con la misma postura, de no humillarme ante nadie ni negociar, ni pedir justicia por el peñi Rafael Nahuel yem ni por nadie. Pedir justicia es creer en ellos. Creer que nuestros enemigos pueden ser justos. Porque mientras la justicia trabaje para cuidar los intereses de los terratenientes, empresarios y los intereses del Estado, no habrá justicia para nadie, menos para el pueblo mapuche.

Hasta que no haya una discusión política seria para resolver el conflicto mapuche en general, mantendré mi postura. Pero esto nunca va a ocurrir. Creer en la justicia seria desconocer la naturaleza del enemigo.

Por último, doy mi apoyo a todas las recuperaciones territoriales que se han desarrollado en este tiempo, creyendo que es la mejor forma de poder reconstruirnos como pueblo, se haga de la forma que se haga. Lo importante es que las tierras no estén en manos de los terratenientes. Propongo seguir recuperando más territorio de la forma que sea, a cortar los alambrados, a carnearle animales a los turcos, a no trabajar por migajas, a no agachar la cabeza ante el patrón, a formarse para no cometer errores y aprender a pensar sin importar que estemos solos, porque estando convencidos de lo que se hace, se puede lograr hasta lo imposible. A generar alianzas políticas con otras organizaciones porque en estos días la lucha no es solo del Pueblo Mapuche.

También mando un saludo de lucha a los compañeros del EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo) y a su digna lucha. A los presos políticos vascos que luchan por su liberación, y a todos los pueblos que luchan contra los grandes imperialistas del mundo.

¡Libertad a los presos políticos mapuche!

Rafael Nahuel presente!

A los weichafe caídos no se los llora, a los weichafe se los reemplaza!

Lautaro González Curuhuinca &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

+ Más información:

https://es.wikipedia.org/wiki/Causa_de_Rafael_Nahuel_y_los_mapuches_del_lago_Mascardi

https://www.enestosdias.com.ar/4637-testigo-del-asesinato-de-rafael-nahuel-dijo-que-no-se-entregara-a-la-justicia

http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/73367/Documento_completo.pdf-PDFA.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*