Violencia policial | ¿Chubut y Tucumán, alumnos de la doctrina Floyd?

La noticia sobre la muerte de Walter Ceferino Nadal, en Tucumán, asfixiado por un policía como ocurrió en Estados Unidos con George Floyd, aplastado con un rodillazo, sacudió nuevamente a la sociedad tal como ocurriese con el asesinato de Luis Espinosa, en mayo pasado, en la provincia norteña.

Este fin de semana en Puerto Madryn ocurrió un hecho que para la policía y el diario El Chubut fue una detención a “dos delincuentes” tal la descripción del medio periodístico: dicha nota fue “ilustrada” con una imagen que asusta y se da la mano con el título de esta crónica. En ella se observa a un policía con una persona reducida, esposada y en el piso, “mostrando un trofeo de guerra”.

¿O es otro mensaje que baja desde el poder?

Mientras el diario se hacía eco de las habituales fuentes policiales, Luis de 23 años, habló con www.lanamunkura.com y ofreció una versión totalmente opuesta: “quien denuncia que trabajaba para un delivery estaba con nosotros. No hubo ningún robo de la moto y el arma era de su propiedad. Se la sacamos (habla en plural porque hubo otro joven detenido) y fue allí cuando él se va y al llegar la policía, una vez que estaba esposado me asfixiaron con la rodilla en el cuello y en la espalda”, expresó y agregó que “el policía que me pegó era de la seccional cuarta si bien a nosotros nos trasladaron a la tercera -el hecho ocurrió en Alem y Tierra del Fuego- en donde permanecimos alojados hasta el lunes”.

Tanto a Luis como a quien se encontraba con él le imputaron el delito de robo agravado por el uso de armas:” No solamente que no le robamos a quien nos denuncia sino que esta persona se llevó cosas mías e intentó prender fuego una casa que cuidamos con mi mamá”.

Golpeado. “Solamente me sacaron fotos. No hubo revisación por parte de la policía”, le dijo Luis a www.lanamunkura.com
Presentación en fiscalía en donde se contrasta su versión con la noticia publicada por el diario El Chubut.
Testimonio. Luis habló con La Namunkurá.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*