Muerte, dolor y represión: crónica del estallido en Chubut

La crisis de Chubut tuvo en la noche del martes su jornada más triste por la muerte de dos docentes en un accidente de tránsito en la ruta 3 camino a Comodoro, cuando regresaban de una asamblea y marcha en Rawson. Reunidos por el dolor y espantados por la desidia, cientos de docentes y trabajadores se movilizaron en toda la provincia, con la capital como centro de tensión. Allí, trabajadores que exigían respuestas del gobierno fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad.

La bronca por las muertes de María Cristina y Jorgelina, docentes de la escuela 738 de Comodoro, se desató antes de la medianoche frente a la legislatura, mientras por las redes se convocaban marchas en distintos puntos de la provincia. Un grupo de manifestantes incendió gomas y maderas, e intentó acceder al interior del edificio: fueron corridos por los gases.

El dolor de la comunidad por las muertes de las docentes decantó en gritos de bronca, en silencios sentidos, en aplausos calientes, velas y banderas. “Arcioni, renunciá”, “que se vayan todos”, algunos de los cánticos. Trabajadores y trabajadoras, de manera masiva, salieron a las calles también en Comodoro, Trelew, Puerto Madryn y otras ciudades de la provincia para decir Jorgelina y María Cristina, presentes. Ademas, realizaron una conmovedora vigilia en el hospital de Trelew, donde se encontraban las otras tres docentes que vivieron el accidente. En Madryn, luego de concentrarse en La Galesa, un grupo nutrido decidió marchar en caravana frente a la casa del intendente y vicegobernador electo, Ricardo Sastre.

En paralelo, cientos de manifestantes comenzaron a llegar a la capital provincial para exigir respuestas al gobernador: las medidas de fuerza están agotadas y también la paciencia. Ya en la madrugada del miércoles, se vivió el episodio más violento de la noche. Luego de que un grupo reducido de movilizados incendió una de las puertas de entrada a la casa de gobierno, infantería y el Geop respondieron con gases y balas de goma. Decenas de docentes corrían por las calles. “Qué tirás, si estamos del mismo lado”, les gritaban.

El periodista de La Namunkurá Facundo Navarro, sufrió el impacto de un perdigón en uno de sus brazos mientras intentaba refugiarse de los disparos junto con el compañero Ariel Aravena.

La intención de las fuerzas de seguridad era despejar la entrada y restablecer el vallado, y luego despejar la zona de ingreso a la Legislaura, donde también hubo balas de goma y represión, como se puede ver y escuchar en los videos de Namunkurá TV.

Para el miércoles se espera una masiva movilización a Rawson y una definición de esta crisis que lleva 9 semanas de huelgas, 45 días sin clases y trabajadores que este mes aún no cobraron su salario.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*