La tercera, ¿será la vencida?

Pasó el 22 y también el 29. De diciembre, claro. Ambas fechas debían ser las de la sesión extraordinaria que pusiese el moño al paquete envuelto por el Gobernador Mariano Arcioni en Buenos Aires junto a otros mandatarios nacionales y el Presidente Mauricio Macri de reciente visita en la misma capital en donde se deberá debatir, probablemente el 9, ya de enero, en el parlamento local las medidas que ajustarán los cinturones de los empleados chubutenses.

Con la firma de Arcioni ingresó el pedido de sesión especial que por diversos motivos fue “pateada” para la semana que viene.¿Qué frenó, en ambas circunstancias, el desarrollo de la reunión deliberativa? En las dos notas de la comisión de receso, en una con la presencia de los bloques “rearmados” del Frente para la Victoria, Chubut Somos Todos y Cambiemos y en la posterior ya con la firma de una representante frentista; se utilizó el mismo recurso, o excusa: no estaban dadas las condiciones para llevar a cabo la sesión por el clima en el cual se podían llegar a desarrollar, sobremanera, luego de los hechos sucedidos en la puerta del Congreso, obviamente en Capital Federal.


Ingreso. Fascímil de la nota en que el Gobernador Mariano Arcioni insiste con el pedido de sesiones extraordinarias, la tercera en dos semanas. Una a pedido del Frente para la Victoria y dos a solicitud del responsable del poder ejecutivo chubutense.

Resultan argumentos poco sostenidos ya que el propio gremio que nuclea a los trabajadores del Estado han prometido la presencia en la extraordinaria, de la misma manera que se pudo haber previsto la convocatoria de este gremio, y otros, dada las características del temario que se pondrá a consideración.

El paquete de medidas que incluye la firma del convenio entre Chubut y Nación, al igual que el resto de las provincias, a excepción de San Luis que dijo “no”, del cual se presumen provengan los recortes en el estado local. El presupuesto de 2018 es otro de los temas, al igual que la exención de los impuestos para el Instituto de Seguridad social, el otorgamiento de beneficio fiscal en el impuesto a los sellos para la operatoria Procrear.

Vale destacar que una de las voces que sonaron de la oposición era que no había temas propuestos por el Frente para la Victoria, al menos en su núcleo inicial, específicamente aquél aspecto que habla sobre las cooperativas y su desarrollo en el interior(una situación ambigua se vivió la semana pasada cuando se anunció, primero, un cese en el suministro en algunas comunas y después la marcha atrás del propio Gobernador), considerado uno de los ítems más salientes de parte del bloque opositor para que se realice la reunión la cual, o las cuales si contabilizamos las dos fechas de posible sesión extraordinaria, no se llevó a cabo entre otras razones porque el viernes 22 de diciembre estaba previsto un Congreso de Chubut Somos Todos, el cual había sido anunciado a @LaNamunkurá por el presidente del partido, Adrián López.

Sin embargo no hubo ni congreso ni sesión.

Si se observa con atención la fecha de envío del proyecto del ejecutivo tiene como tal el 12 de diciembre. Desde entonces, las vueltas, las intrigas y las internas de todo tipo y color han provocado que se esté en veremos. Máxime si se da como se aventura que los diputados-Fita ya lo anunció, al menos- más “duros” del Frente no van a levantar la mano al paquete de medidas que incluiría los recortes en la administración pública la cual se encuentra en estado de alerta en varias secciones, sobretodo en Salud y Educación, las ramas que más peligro corren en cuanto a los agentes temporarios que alimentan la planta de empleados estatales.

Una lista de “permanentes” y “temporarios” tiene una brecha de 15 MIL personas, las cuales miran y sienten con desconfianza el proyecto enviado por el ejecutivo provincial, basado, además, en el “Acuerdo provincial” que el Gobierno emitió en boca de Arcioni sin haber acordado previamente con nadie.

Este jueves 4 habrá paro en las cooperativas chubutenses, en el hospital de Puerto Madryn y entre los afiliados de ATE.

A este cuadro podría sumársele la habitual convocatoria de cada 4 que en Puerto Madryn tendrá como hace tiempo no se daba una representación en donde se le dirá nuevamente “No a la minería”, lobby que ya abiertamente encarna no solo las Cámaras de la zona sino también los propios integrantes de la liga de los intendentes que encabeza, justamente, el madrynense Ricardo Sastre, promotor del encuentro con el ministro Aranguren, cuya segunda etapa tendrá cumplimiento el próximo 16.

La reciente llegada de Macri alimentó esos rumores independientemente de la adorable imagen que recorrió las redacciones con la presencia del mandatario nacional en una casa de té en Gayman, solo, sin Antonia ni Awada.

Entre la poca “onda” del oficialismo local encabezado por el ex ministro coordinador, Jerónimo García, quien volvió al bloque una vez que Arcioni se decidiese por Sergio Mamarelli para ocupar ese sitio: García mascullando bronca y Mamarelli con escasa presencia más una radiografía que no cayó para nada bien entre los de otro núcleo duro, en este caso del oficialismo chubutano.

Sin Mamarelli, ni Pagani, otro ministro de necesaria participación por el área que representa, Arcioni hace equilibrio como Rafa Rúa, hijo de un histórico dirigente radical de Puerto Madryn, maestro en las lides del arte callejero, pronto a reeditar el Risa Fest versión 2018.

Aunque el panorama sea más proclive para las lágrimas que para las muecas de humor.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*