Fundación productiva: árboles podados y tierra lista para sembrar

Producción y textos. Esmeralda Quispe (taller de redacción).

Esta semana finalizó la poda en el predio de la fundación Ceferino Namuncurá. El trabajo llevó dos meses y fue realizado por estudiantes e instructores del área de parquización. También te contamos qué hacemos en el taller de huerta.

» Cortamos los árboles con una moto-sierra y el serrucho. Gerónimo Martín es nuestro instructor y es quien nos dice qué hacer. Julio Escobar, otro tallerista de la fundación también nos brindó su ayuda», nos contó Martín Sepúlveda, estudiante de la escuela 1737 que participa del taller de parquización: «Con las ramas realizamos estacas para que nazcan nuevos árboles. Se trata de álamos y tamariscos. La poda nos llevó dos meses de tarea», concluyó.

Una vuelta por la huerta

En huerta estuvimos sacando yuyo para que las plantas respiren y tengan más espacio.

La tallerista es Renata Cucciufi que no enseña a plantar, hacer indirecta o directa, a trasplantar, sembrar, preparar la tierra, cosechar y diferenciar las semillas para que no se confundan. Los lugares que trabajamos son: invernadero, en el aire libre, en macetas y en laboratorio.

En esta parte del año cosechamos maíz, zapallitos, acelga y ciruelas. Cuando sacamos los yuyos se los damos a las chivas.

Instructores. Como si fuese una escalera observamos sobre la derecha de la imagen a Gerónimo Martín, Julio Escobar y Renata Cucciufi; talleristas de parquización y huerta.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*