Abuso Sexual Pirámides: El lunes, la sentencia

Con los alegatos de la defensa y de la querella finalizó el juicio que se les sigue a Julián Morón y a Bárbara De Cristófano. La causa de abuso sexual agravado tuvo nueve audiencias. El próximo lunes 15, a las 13, el tribunal compuesto por Marcela Pérez, Flavia Trincheri y Marcelo Orlando dictará la sentencia correspondiente.

Pasadas las 13.30 se abrieron las puertas del edificio de Tribunales, en la calle Mosconi, y los presentes reunidos, desde la mañana, hicieron una «medialuna» para oír de boca del querellante, qué había sucedido en la última audiencia: la novena desde que se inició el juicio que sentó en el banquillo a Julián Morón y a Bárbara De Cristófano desde el 25 de marzo pasado.

Integrantes del foro Infancia Robada, Víctimas de Trata, el grupo de madres de No al Abuso Sexual Infantil, comunidades de pueblos originarios y vecinas de la comunidad se acercaron hasta la entrada del lugar en donde se desarrollaron las jornadas.

Presencia. Integrantes del foro Infancia Robada, Víctimas de Trata, No al abuso sexual infantil en Puerto Madryn, comunidades de pueblos originarios y allegados a los imputados; participaron en la puerta de Tribunales de la última audiencia del juicio que investiga el abuso sexual agravado de un menor.

Asimismo y a la espera de la finalización de los alegatos también pudo observarse a familiares y allegados de los acusados, entre ellos al intendente de Puerto Pirámides, Javier Roldán, quien fue una de las primeras voces en confirmarle a La Namunkurá la existencia de una causa en curso a fines de 2016.

Si bien se observó presencia policial no hubo ningún «cruce» entre ambos grupos, muchos de ellos, vecinos de la villa balnearia.

Al término de la jornada dialogamos con el abogado Alfredo Pérez Galimberti, uno de los integrantes de la querella -junto al Dr. Federico Ruffa- quien destacó la solidez de las pruebas presentadas durante las audiencias: «Tenemos evidencias claras que hubo abuso con acceso carnal crónico», expresó el letrado como síntesis más notoria de su postura ante el tribunal.

También, el ex defensor general de Chubut, se refirió a la actuación de la fiscalía durante la etapa de instrucción como así también confirmó que existe una causa archivada en la cual figuran las personas nombradas por el menor en Cámara Gessel: «Es un delito que no prescribe. Puede reabrirse la causa por impulso de la querella o de la misma justicia», sostuvo.

La causa se inició en noviembre de 2016 tras la denuncia del papá del menor que por entonces contaba con 9 años.

De ahí en más, el caso se erigió en un símbolo sobre cómo se «manejan» los delitos de abuso sexual: la fiscalía de Puerto Madryn a cargo de Daniel Báez se basó en una pericia de las licenciadas Mariana Pastor y Silvia Sarubinsky quienes ante la primera cámara gessel -que interrumpieron cuando el menor estaba exponiendo en qué consistían los abusos- determinaron que el relato era increíble: que el menor estaba «contando un cuento» y que la situación estaba dada por la pésima relación de la madre y el padre del niño.

No obstante eso, la jueza Stella Eizmendi, quien condujo el expediente, pidió ampliar el plazo de investigación por seis más de los seis meses dispuestos al comienzo de la radicación de la denuncia.

Fiscalía ausente. A la izquierda, la jueza Stella Eizmendi quien pidió seis meses de investigación ante una denuncia de abuso sexual infantil en Puerto Pirámides. La fiscalía, a través de las dras. Angélica Cárcano y Alejandra Hernández y del jefe de fiscales, Daniel Báez -foto a la derecha-pidió sobreseer a los imputados. Ante la extensión del plazo investigativo, la fiscalía se «corrió» de su rol acusatorio. También pidió archivar una segunda causa en donde el menor nombraba a varios abusadores, incluidos dirigentes políticos de Puerto Pirámides.

Fue allí cuando la fiscalía pidió sobreseer a las personas imputadas y, al mismo tiempo, «correrse» del rol acusatorio a tal punto que se llegó al juicio por la determinación de la querella que obtuvo,en abril de 2018, la elevación a juicio oral, el cual culminó este viernes 12 tras haberse iniciado el pasado 25 de marzo y en donde, entre nueve audiencias, desfilaron testigos: profesionales que ofrecieron pericias forenses, psicológicas y grafológicas, médicas pediatras que atendieron al menor desde su nacimiento, docentes de la escuela a la que concurrió el niño y se permitió la exposición a través de una video conferencia de Eva Giberti, experta en temas de abuso sexual.

  1. Creo que las pruebas son muy claras. Solamente esperamos que el próximo lunes los jueces actúen con honestidad ante este caso aberrante, en bien de nuestros niños. Condena legal y social para estos monstruos. La sociedad espera justicia !!!

  2. En este caso puntual, tengo FE que la JUSTICIA, dará un fallo positivo para proteger al niño abusado y a su familia paterna . Qué el Señor ilumine a los que tienen que tomar tal decisión.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*