Abuso sexual en Puerto Pirámides: La trama del traslado de la docente implicada

Hay frases patentadas. Anidadas en el paso del tiempo en la cultura popular. Vamos a pelearle a una de ellas que dice «no aclares que oscurece». Y entonces pues, aclaramos aunque se haga o se venga la noche.

Un lector y una lectora pusieron el ojo y advirtieron un error y/o contradicción en la nota titulada «Abuso sexual en Puerto Pirámides: docente acusada es titular en escuela madrynense».

El mismo tiene que ver con que si la docente pertenece al nivel inicial mal podría ser maestra primaria.

Y así es. Rebobinamos y hasta «bancamos» el título de la nota porque la nota habla de una escuela madrynense.
Y la escuela de Puerto Madryn es la N° 410, jardín aledaño a la escuela 84, ubicada en la misma manzana céntrica que el histórico establecimiento, ex 27.

Dicho esto pedimos disculpas a la directora de la escuela 84 quien fue consultada no solamente por Radio Escuela Namunkurá sino también por familiares de niñas y niños que concurren a dicho edificio.

Al menos diez artículos (que pueden «estalquearse» como dicen las y los pibes) fueron escritos en este portal sobre el tema que conmovió a parte de la comunidad piramidense y apenas si sacudió las ganas de quienes deben investigar y dar explicaciones que son quienes cumplen funciones públicas en cualquiera de los tres poderes.

En uno de esos artículos -en donde la información era obtenida con «tirabuzón» y apenas audibles «off de récord»- hacíamos hincapié en cómo se contradecían las determinaciones de dos poderes del Estado: mientras la justicia por parte del ministerio público fiscal de Puerto Madryn basada en las pericias de las licenciadas Silvia Sarubinsky y Mariana Pastor pretendía cerrar la causa por considerar que la víctima estaba «relatando un cuentito», el ministerio de educación de Chubut labraba un sumario que, en su prolongación, apartaba a Bárbara De Cristófano de sus funciones en la escuela 87 de Puerto Pirámides. Es ahí cuando -solidariamente- el ejecutivo municipal piramidense le permite realizar actividades laborales mientras el cargo docente en la escuela de la villa balnearia corría peligro de ser dejado en vacancia.
>Sumario. La causa en la justicia comenzó a elaborarse en noviembre de 2016. En mayo de 2017 se vencían los plazos de investigación dispuestos por la jueza Eizmendi. Antes de ese tiempo la fiscalía de Madryn quiso cerrar el expediente por no encontrar delito. Se basó en una informe de las licenciadas Sarubinsky y Pastor. La responsable del área de Violencia de género y abusos sexuales, Alejandra Hernández, pidió al colegio de abogados que actúe sobre las falencias de la perito Sarubinsky en hechos relacionados con abusos sexuales a niñas y niños. Pese a ello, dos años atrás basó su solicitud de clausurar la causa en un informe de…la licenciada Sarubinsky. Mientras desde la justicia hacían mutis por el foro, el ministerio de educación inició un sumario el cual se muestra en esta síntesis del boletín oficial con fecha 14 de agosto de 2017.

Como la docente De Cristófano no podía estar al frente de la clase comenzaron a activarse los protocolos para que asuman las correspondientes suplentes.

Sumario, parte dos.. A esta altura corrían los plazos de la prórroga solicitada por la jueza Eizmendi para continuar la investigación por abuso sexual. La magistrada consideró insuficiente la propuesta de la fiscalía de Puerto Madryn y pidió seguir trabajando. ¿Qué hizo la fiscalía ya por decisión del jefe de fiscales, Daniel Báez? Se corrió de su rol y dejó el vacío como querellante: lugar que ocuparon los abogados Federico Ruffa y Alfredo Pérez Galimberti por parte de los denunciantes. Sin esa presencia, la causa corría riesgos de caerse. Fue tal el «desparpajo» del ministerio público fiscal que cuando la jueza pidió como diligencia un «allanamiento», la fiscalía intentó que esa tarea se transforme en una «inspección ocular».

¿Y en 2018?
Las suplencias aunque a veces parezcan no son eternas y los cargos deben continuar un proceso. Es ahí en donde surgen las diferencias entre la supervisión del nivel inicial e integrantes del ministerio de educación y debe titularizarse el cargo de la docente acusada de abusar sexualmente de su hijo: como no hay sentencia firme y los tiempos de la justicia son diferentes a otros tiempos(superados los doce meses de investigación entre los primeros seis y la prórroga pedida por la jueza más la añadidura de pruebas se concluyó en que la causa se eleve a juicio oral. Esto se supo en abril del año pasado y la fecha tentativa para el juicio era el 11 de febrero de 2019. Finalmente se pospuso hasta el próximo 25 de marzo a las 8.30 en los Tribunales de Puerto Madryn), ¿Cómo siguió el tema en el ámbito laboral?

Con la posibilidad que la docente elija en donde tener su cargo de titular pese a que sigan asumiendo maestras suplentes.

El lugar elegido es el jardín N° 410, ubicado en la misma manzana de la escuela 84.

Sumario, parte tres. Los tiempos del ministerio de educación y de la justicia son diferentes. Una particular coincidencia: el inicio del juicio oral por la causa que se inició el 30 de noviembre de 2016 va a ocurrir en simultáneo con el comienzo del ciclo lectivo 2019.

Facundo Navarro

  1. Pobres niños aquellos que nadie de la familia los defiende y pide por lo menos justicia con el máximo de la pena para los culpables de tremenda aberración. Debería ser ;ante la sospecha, suspensión total de cargos como docente hasta que la justicia dicte su veredicto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*