Desaparición de Gastón León: Cuidado con el perro…(que nos meten)

Esta mañana Jorge Miquelarena el Procurador Fiscal de Chubut se refirió a la desaparición de Gastón León. Lo hizo a través de los micrófonos tanto de Radio Escuela Namunkurá como de Namunkurá TV. Ante la repregunta del cronista, el jefe de los jefes de los fiscales -nada más ni nada menos- balbuceó sobre la prueba en forma de pericia del adiestrador de perros, el integrante de la policía de Río Negro, Marcos Herrero. Por si basta “machacar” con la trayectoria del especialista que fue convocado a mediados de junio, a menos de un mes de la desaparición de León, por la propia familia de la víctima basta con escribir en google Marcos Darío Herrero más Araceli Fulles, más Micaela Ortega, más Lucas Muñoz, más Santiago Maldonado.

Una gravisima acusación realizó en una reciente entrevista en el programa “Bisagra” que se emite diariamente en la emisora de la Fundación Ceferino Namuncurá: “El perro ingresa a un piso semi-falso y se introduce a un vehículo del cual sale con una especie de ladrillo envuelto en una bolsa negra. Es ahí cuando le doy su premio y al soltar la bolsa se distingue que en la misma había cocaína y dólares”.

La nota periodística continuó y tenía que ver con el relato del viedmense -propuesto como vecino ilustre en la capital de la provincia limítrofe- en cuanto a su segunda participación en la ciudad para trabajar en la búsqueda de Gastón León.

Paréntesis

La primera “visita” del adiestrador fue el 18 de junio. Mientras aguardaba por el visto bueno de la fiscalía, Herrero trabajaba como quien pre-calienta con sus compañeros, Halcón y Duke. La orden se demoró porque el fiscal interviniente en la primera parte de la investigación tuvo un problema cardíaco. Aparece en escena la Dra. Silvana Salazar y ya se venía la noche. Pese a ello, los perros que partieron desde la casa que habitaba el joven desaparecido fueron marcando domicilios que ya habían sido allanados. Igualmente los canes indicaban que León estuvo en esos sitios o bien que personas que estuvieron con León estuvieron esos lugares.

Hasta que llegó a un descampado en inmediaciones de los clubes Comercio y Deportivo Madryn y encontraron un llavero que la familia reconoció que era de León y dicha prueba fue a “parar” a la sección elementos secuestrados de la fiscalía, espacio que está a cargo de Gastón Alcucero.

Se hizo de noche y policías de criminalística oficiaron de lámparas humanas.

A dormir.

El 19 de junio, la fiscal Salazar aduce problemas personales y el operativo es monitoreado por efectivos madrynenses. Los perros re-toman la actividad desde el lugar en donde había sido encontrado el llavero. Según consta en el cuarto cuerpo del expediente, la ruta de Halcón y Duke se dirigió hasta el Parque Agroforestal en la zona de chancherías. Cuando se aproxima a las chancherías 3 y 4, las vueltas y los ladridos fueron las acciones perrunas. Fin de la intervención.

Dice la fiscal Salazar en su escrito: “Conforme a esta nueva intervención se hace saber que los resultados de estos rastrillajes son coincidentes con las líneas de investigación abiertas en la causa que colocan bajo sospecha a Walter Bayón y a Ramón Carrizo que oportunamente estos domicilios fueron allanados sin resultado de interés, no obstante a esta cuestión la intervención de estos canes y estos nuevos resultados , pueden deberse a que efectivamente Gastón Omar León haya estado en esos domicilios, que el transcurso del tiempo y de encontrarse sin vida Gastón León han provocado en base a los fenómenos cadavéricos el estado de putefracción, razón por la cual pueden existir rastros cadavéricos(…) por tal motivo se estima que con la intervención y cooperación del Sr. Herrero y los canes, CON AUTORIZACION JUDICIAL-las mayúsculas son agregadas en esta crónica- pueden hallarse indicios que permitan dilucidar que fue lo que realmente ocurrió con Gastón León(…)

En la misma foja, se hace mención a un llamado a la línea 134 en donde una persona manifiesta que sabe quien podría haber hecho desaparecer a León y que vive en una zona de chancherías en donde podrían haber arrojado el cadáver de León a los animales.

Pero…

Si bien ya estaba resuelta la incompetencia del fuero provincial por la jueza Stella Eizmendi con la resolución 1767/18, la fiscal solicita la presencia de Herrero en otra diligencia porque se basa en el caso conocido como “Campo algodonero” en donde la Comisión Internacional de Derechos Humanos se expidió en el caso “González y otras verus México”: el dictamen de rigor explicita que “es imprescindible la actuación pronta e inmediata de las autoridades policiales, fiscales, y judiciales ordenando medidas oportunas y necesarias dirigidas a la determinación del paradero de la víctima o el lugar en donde podría encontrase privada de la libertad”.

¿Quién recibe el pedido? El juez Horacio Yanguela. ¿Qué resolvió el también ex fiscal en tiempos del asesinato de “Cacho” Espinosa”? Que de acuerdo a la resolución 1822/2018 y debido a la incompetencia de la Justicia Ordinaria devuelve al presentante los escritos con las medidas solicitadas.

¿De qué se “agarra” Yanguela para denegar el pedido? ¡De la petición de incompetencia del juzgado provincial por parte de…el jefe de los fiscales de la ciudad, Daniel Báez (otrora, aparentemente, enemigo acérrimo del ahora en juez en tiempos que ambos compartían funciones de fiscales) que posteriormente se eleva a la jueza Eizmendi y que es la propia jueza quien admite la incompetencia.

Resulta imperdible, sin embargo, este textual: “…Entiendo corresponde no avocarme ni siquiera al análisis de lo peticionado…” Y sin más eleva el asunto a la justicia federal.

Pelotera
Tomala vos, damela a mí. De Madryn para Rawson, de Salazar para Gélvez, de la policía provincial a la policía federal y el tiempo pasa, dirían otros dos entrañables ex amigos como Pablo y Silvio.

Preguntas
¿Qué investigación harán los integrantes de la comisión de Asuntos Constitucionales sobre la reciente designación de la abogada Yamila Carla Flores como jueza de refuerzo penal en Puerto Madryn tras su intervención como letrada de Migue Bayón, una de las personas involucradas en este caso, nombrada en forma permanente hasta en donde consta una amenaza de muerte a Viviana Araujo, madre de Gastón León? Si la excusa en el Consejo de la Magistratura, en setiembre pasado era que su imputación en el Caso Arenas Blancas no era impedimento para concursar porque habia sido sobreseída, ¿Cómo resolverán su pliego teniendo en cuenta que “Arenas Blancas” sucedió en 2014 y que la desaparición de León ocurrió el pasado 24 de mayo?

¿Por qué recién figura con fecha de 4 de julio el rastrillaje hecho por los perros de la División Comando Radioeléctrica de la ciudad cuando el 28 de mayo, tres días después de haberse notificado la ausencia de León, los canes “locales” también marcaron la pista de la “chanchería” ya que en el interior de la dependencia del comando el perro Delta ofrece indicios de que pudo haber descamación de la persona relacionada a la impronta odorante aportada por la brigada de investigaciones?

¿Por qué se considera juridiscción de la justicia federal sino hay ningún secuestro de droga? ¿Por los dichos recolectados por los agentes de la brigada? ¿Y si es así por qué no se tienen en cuenta los dichos obrantes en el expediente qué dicen cómo habrían matado a León y a dónde lo llevaron? ¿Basta con que exista la figura de desaparición de persona para que actúe la justicia federal? ¿De ser así por qué se declara incompetente? ¿Nadie puede acelerar los tiempos de la Corte Suprema teniendo en cuenta que la urgencia en estos casos es vital? ¿No es que la lucha contra el narcotráfico es prioridad nacional, provincial y municipal con 0800 inclusive? ¿No basta la desaparición de Iván Torres que le provocó a Chubut ser sancionada por la Corte Interamericana al igual que a la Nación? ¿No debería ser más “sencillo” la resolución del episodio teniendo en cuenta que el ministro de gobierno, Federico Massoni es un activo militante en persona de los operativos policiales y qué el segundo jefe policial es Néstor Gómez, un experto en temas en donde interviene la brigada de investigaciones, lugar al que perteneció durante mucho tiempo?

¿Por qué si se encontraron vainas servidas de calibre de 9mmm y un arma de fuego tipo carabina a repetición calibre 22 en los lugares marcados por los perros no hay ni siquiera una indagatoria sobre el tema?

¿Por qué se piden las pericias de ADN el 5 de Julio y recién se realizan el 23 de ese mes? ¿Por qué se mantuvo secuestrado un auto desde el 27 de mayo hasta el 6 de julio? ¿Por qué Juan Colemil, un testigo clave adujo amenazas y por eso no declaró en la causa?

¿Por qué hay sensación de gato encerrado?

Y al mismo tiempo sentimos que nos meten el perro.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*