Todos tus muertos (o algunos)

Un inmenso espacio en la zona Oeste pertenece a Servcioop, la cooperativa del pueblo. Un terreno en donde hoy se observan cables y rollos enormes. Algunas maquinarias, también.

En la última sesión del #ConcejoMadryn se puso a disposición un despacho 168, expediente 103/91, nota 124 para exceptuar en el clásico y vulnerado código de planeamiento urbano, a través de un pedido a “salirse” del código de edificación un pedido del Consejo de administración de la cooperativa local para utilizar dicho reducto.

¿El fin y u objetivo? Construir en el Oeste una serie de salas velatorias que reemplace a la actual que está ubicada en la intersección de Espora y Derbes.

En la décima sesión, el edil Duarte de UYO dijo, en una moción de orden que “la excepción vuelva a comisión. En ese lugar hay una plaza, sala de salud y una escuela. Se cambiaría el movimiento del espacio público. Necesitamos una opinión de la barriada”. Bard, señaló: “Teníamos la misma preocupación pero hablamos con la gente de la junta vecinal del barrio Fontana y él se mostró en acuerdo a tal disposición porque el lugar-el terreno- se encuentra abandonado”. Hubo ante esta postura, dos votos afirmativos, tres abstenciones y el resto en negativa. Cuando se consideró darle lugar al pedido de excepción en forma de ordenanza, el resultado fue el siguiente: 10 votos positivos con la totalidad del Chusoto, el FPV, Cambiemos y el monobloque de Galicchio.

Pues bien: estas consideraciones que están en el orden del día y que suelen quedar “sepultadas” por la hora de preferencia son las que pasan, como elefantes por detrás mientras miramos otra película.

La información suministrada inclusive a modo de interrogante por los integrantes de la lista roja de Servicoop quienes se impusieron en la última elección a delegados y que de esa manera pudieron instalar 3 consejeros, de los 9, es que detrás de este pedido de excepción(otra vez las tierras como eje de las disputas) está la solicitud de la empresa CEMAD, dueña del servicio de sepelio en Puerto Madryn para prorrogar por diez años más el contrato con Servicoop el cual ya fue posdatado el año pasado tras una relación de 20 años, entre 1997 y 2017. Desde dicho espacio cooperativo, se preguntan, ¿Por qué el apuro?

Y aquí aparecen las -creemos- bien ganadas intrigas que genera cada movimiento en donde lo público se roza con lo privado. En donde las ganancias son para un puñado en detrimento del conjunto. Sobremanera en una entidad, la cooperativa manejada muchas veces como una empres de ciertos fulanos de la sociedad en donde la variable de ajuste es el aumento de tarifas.

Agua de rehúso: que el negocio lo haga otro.
Internet y comunicaciones: ponemos los postes para que la pelota pegue en el palo y los goles sean ajenos.

Ahora se suma la idea que sea Aluar y la administración portuaria quienes concreten una obra necesaria en materia de servicios públicos como una planta desalinizadora ( uno de los caballitos de batalla de Marani y compañía fue el de envasar agua potable para comercializar) cuando la crisis del año pasado, la hídrica nos puso de cara a variantes para no depender solamente de la generosidad del Río Chubut.

Durante el año pasado informaciones periodísticas daban cuenta de la facturación anual de la firma: 30 millones de pesos. Entre febrero del año anterior y abril del corriente, Cemad facturó en bruto 30.242.549 al tiempo que cobró 29.759.592 pesos. Cuenta con ocho empleados fijos que dependen del gremio Empleados de Comercio y realizan de manera estimada 40 servicios mensuales.

Se aguardan respuestas. Como siempre.
Y que alguna vez, conformen a la mayoría.

1 comentario

  1. La actual sala velatoria de la cooperativa se ajusta a la demanda proyectada para los próximos 10 años en la materia. Madryn tiene una tasa de mortalidad muy baja en relación a otras localidades, en números el promedio es 500 fallecimientos/año. La capacidad instalada en la sala de Derbes y Espora excede con creces la demanda existente. Lo que hay que averiguar cual es el problema edilicio que impide que sean utilizadas la totalidad de las instalaciones, atento a que se trata de una edificación relativamente nueva. ¿”Error y horror” en el proyecto?, ¿Mala praxis en la construcción?….¿Cuál es el problema? O simplemente sea una movida impulsada por intereses particulares, a costa (por supuesto) del bolsillo del asociado. No es posible que de seis salas construidas solo funcionen dos….no hay explicación.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*