Domingo Namunkurá: Pueblo Pérez

Como aquéllos antiguos juegos de domingo, en los suplementos infantiles de los periódicos tradicionales, en donde había que formar una imagen siguiendo los puntitos; en esta historia todo, como esos puntos y esas imágenes, se alcanzan.

Y ahí, impávidos, como observadores de una película que protagonizan otros, estamos nosotros: el Pueblo.

Cuando el humor era moneda corriente en los televisores que solamente transmitían de a cuatro canales, antes de la explosión del cable, un grupo de uruguayos encabezados por Almada y Espalter se remitían así mismos bajo una fiel copia de “Telecataplum”. Más tarde llegaría “Hiperhumor” y las vertientes individuales de algunos de ellos como cuando Olmedo, Portales y Porcel pateaban juntos para después escindir los caminos. Y toparse con otras y otros cracks: como Jorge Luz que tirando del hilo de la historia nos encuentra con los 5 grandes del Humor. O “Catita” en la piel de Niní, o el “Pato” Carret que para algunos de los sub 50 era el de “…todo mezclado, todo mezcludo…” y que, sin embargo, para los mayores ya era una figura extraordinaria.

En ese grupo, el de los famosos uruguayos que importamos como importamos a Francescoli, Walter Gómez, Alzamendi, al Chivo Pavoni sin importarnos, quizás, que la historia no debería plantearse en divisiones, si al fin y al cabo, el himno habla de las Provincias Unidas del Sud; estaba Berugo Carámbula: músico, papá de María y Gabriel, actriz y guitarrista de “Los Guarros”. Berugo, en uno de sus escenas más recordadas nos hablaba de un pueblo en donde se llamaban todos de la misma manera.

También podríamos indagar en la escritura de Payro -que tiene una calle en Puerto Madryn, detrás de la escuela de formación profesional- y en su clásico “Pago Chico”, escrito a fines de 1800 y que, aún, no pierde vigencia.

Esta semana que se va, que empezó con la firma en Rawson de las paritarias docentes (la cual generó mucho enojo entre los mismos que la pelearon durante 115 días en una carpa de unidad sindical y en una ocupación de 40 jornadas en el Ministerio de Educación), el lunes feriado; siguió con la mala nueva de la muerte de un pibito de 16 por las balas de un “fierro” disparado por un joven de 24. Esto ocurrió en el barrio Perón en donde, la mañana anterior, se conmemoró el 9 de julio de 1816. El que habla de Independencia. Con la presencia de Ricardo Sastre, intendente de Puerto Madryn.

Mientras los docentes acompañaban a sus representantes gremiales, el lunes, sigilosamente ingresaban a casa de gobierno los “meseteros” Leonardo Bowman y Mario Pichiñán, jefes comunales de Telsen y Paso de Indios a quienes le “tiraron” los trajes de protagonistas para que los de siempre puedan tejer entre las sombras. ¿A qué fueron un feriado los comuneros a la capital? ¿A imprimir alguna tarjeta de invitación de última hora? ¿O a buscar instrucciones de Daniel Taito,flamante asesor de prensa sin cargo alguno pero repitiendo viejas fórmulas – como las de mostrar a don Mariano mano a mano con la gente de la tierra como antes hizo con Buzzi cuando, al igual que a Arcioni lo acechaba el fantasma de Néstor Perl, acuciado por los propios compañeros o ex compañeros- preparando el camino de la re-elección?

Lo cierto es que tras la primera tanda de la liga de los intendentes encabezada por Ricardo Sastre cuando caía el vertiginoso 2017 en donde el objetivo era la foto con Aranguren- uno de los funcionarios nacionales más puteados por Das Neves, antiguo oráculo para los mismos jefes de localidades que después ni se acordaban que habían firmado ni que habían dicho en temas como por ejemplo la minería- fueron los representantes de la meseta quienes se cargaron el tema de tratar de torcer a la ley 5001 que prohíbe la minería a cielo abierto, o esquivar la solidez de las asambleas ciudadanas que no solamente marchan cada 4 en toda la provincia sino que aportan más material a aquél que en su momento trajo como a uno de los máximos exponentes a Rodriguez Pardo, el “Gallego” que le puso banca a Mario Capello, operador minero en 2012 y hasta hace instantes funcionario del gobierno nacional. Fue el propio Capello que mantuvo algún mano a mano furtivo con Arcioni que lejos quedó, en tiempos de vice-gobernador y candidato a diputado nacional de decirle No a la minería como muestran en youtube los añejos spots publicitarios.

Fueron Bowman y compañía quienes (supuestamente) oficiaron de anfitriones, en febrero de este 2018, en Telsen cuando la policía de Massoni -todavía máximo encargado del área de seguridad- reprimió a quienes se habían acercado hasta el gimnasio municipal y ante la imposibilidad de participar del “debate” debieron conformarse con eludir las balas de goma mientras trataban de llegar hasta el patio de la parroquia en donde estaban sus pertenencias que el padre Tono, cura del lugar, les permitió ubicar en esas desparejas baldosas de antiguas construcciones.

En la puerta, esa soleada mañana en donde la energía se interrumpía a las 14 porque faltaba combustible para los generadores, estaba cual patovica de cumpleaños de 15 o de fiesta de casamiento el joven blondo Genaro, protagonista central de esta historia.

Un tal Pérez

Visionario, como su padre Raúl “Rabanito” -hombre de la estiba, del radicalismo y de los negocios que atraviesan cualquier ideología- el encargado de observar a cada cara y que esa cara rime con un nombre en la lista de rigor, en esa mañana de sol en Telsen, se instaló en la zona con un hotel, “La esperanza”, ubicado a la vera de la ruta 4. El pichón de comerciante se ganó bien ganadas dos notas en los medios electrónicos que lo compararon con Fitzcarraldo -un exótico personaje que se sumerge en la Amazonía según cuenta una película de 1982- con la firma del ex secretario de Buzzi, el periodista Diego Siciliano y otra en el blog. alquilerargentina. com en donde lo muestran como a un arriesgado empresario que coloca sus fichas en un hotel que está escondido, tal el título de la nota. Genaro, de él se trata es quien apuesta a una actividad que está prohibida en Chubut pero que es fundamental, según señalan sus rosqueros de viaje, fundamental para darle vida a un espacio que supo de contar ovejas y no en los sueños.

El aprendiz de Eliceche (corría 2012 cuando el ex intendente de Puerto Madryn era ministro coordinador y se barajaba la posibilidad de instalar a la minería con el conducto de un marco regulatorio que fuese “pegado” al hidrocarburífero y así poder pasar los dos en una sesión legislativa que mostró los dientes de la yuta y de los para-policiales liderados por Mateo Suarez, de la UOCRA quienes le rompieron la cabeza a un pibe cuya fotografía recorrió el mundo) tiene, aparentemente la misma cintura que su padre y hasta podría compararlo con Orteguita o Rojitas, dos magos de River y de Boca quienes en diversas épocas le rompían las rodillas a sus rivales a puro amague: reciente propietario de un complejo de canchas de fútbol de césped sintético en la esquina de Reconquista y Sarmiento en donde suelen realizarse actividades espònsoreadas por el municipio local que incluye publicidad gratuita en diario El Chubut a pie de página durante varios días consecutivos cuando de informar sobre algún evento futbolero se trate.

Habitué de la platea de Guillermo Brown en tiempos de B Nacional, el veinteañero no tuvo inconveniente en caminar por las plateas del estadio ubicado en el complejo Poldo Remussi cuando la suerte aurinegra le sonrió con el ascenso al Argentino A: claro, ahora, el lobby estaba más a mano en esas butacas del Viejo Palacio porque parte del poder -al menos para la mirada de algunos- se había mudado de barrio y de linaje. Eran los momentos de Sastre y los embates provinciales cuanto permitía husmear en el caldo de los negocios a tiempo futuro.

Y como dice el pelado Indio, el futuro llegó hace rato. Y a la imagen de Telsen diciendo “vos sí, vos no…” se sumó una más reciente cuando los representantes de CIMA en donde se nuclea el poder económico del pueblo con mar recibieron con beneplácito a los integrantes de ASIJEMIN, un gremio de mineros de San Juan quienes venían a decir cómo mentían los cuyanos cuando hablaban de la contaminación del Jáchal: una cita en el parque liviano que concluyó con una escaramuza verbal entre periodistas y un grupo de asamblearios por el No a la mina que tuvo mayor repercusión que la propia movida de sanjuaninos, madrynenses, mesetarios quienes se reunieron en el Ecocentro, sitio que suele hablar de la ballena y el medio ambiente en donde se recibieron currículums para trabajar de “lo que sea”. A espaldas del Golfo Nuevo “chocaron” los desesperados por encontrar un laburo y los desesperados por decirles que ese laburo es pan para hoy y hambre para mañana.

Policías en moto, con sus pertrechos como cual Robocop, y otra vez el joven “emprendedor” paradito en la puerta diciendo quien pasaba y quien no para participar de la charla informativa.

Rayentray, con nombre originario para echar a los que cuidan el agua

“No recibimos órdenes de nuestros superiores políticos. Es un emprendimiento privado”, dijo cual Poncharello el jefe de la unidad regional, Víctor Acosta, ante la consulta de La Namunkurá de cómo era el sistema de acreditaciones ya que algunos periodistas franqueaban la puerta de rejas y otros no. Como María Branchi de FM Sudaca de Trelew, una radio comunitaria que trabaja estos temas con mucha pasión. En vano fue el intento de la periodista de explicarle a algunos ingresantes al hotel Rayentray -el mismo que casi termina como el elefante blanco tras años de postergación en la construcción- que deseaba pasar para hacer su trabajo. Que es preguntar. ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Quiénes? y para qué. Atildado y sereno, Martín Cerdá a cargo del área de hidrocarburos de Chubut escuchó y prometió hacer las gestiones para poder asistir a la reunión que se promocionó en los medios locales. Cerdá es un arduo defensor del proyecto Navidad. Como lo es el flamante titular de Infraestructura, el sanjuanino radicado en Comodoro Rivadavia hace 35 años, Raúl Chicala, hombre de Cristóbal López también comodorense como Arcioni y como Linares, intendente de la localidad petrolera quien desde el vamos dijo: “Minería sí” y le ganó por varios cuerpos a los que sí, que no…

O sea. Una actividad privada en un hotel privado contaba con, al menos, sesenta efectivos entre motoqueros, geops y habitantes de las frías seccionales locales. ¿Pero, cómo? ¿No eran las comunas de la meseta quiénes organizaban? Parece que no. Y quién pagó, entonces. ¿El joven empresario, emprendedor dueño de la cancha de fútbol y del Hotel La esperanza? O no pagó nada como dijo en un comentario, una joven debajo del video de facebook de Namunkurá TV que alcanzó más de 2000 reproducciones. Y que, entonces, no entendía cómo un grupo de impacientes e inadaptados que se paseaban con sus banderas y sus canciones, con sus piernas y sus decires, osaban acercarse a un espacio cerrado para quienes quieren el progreso.

Como quieren los edificios cada vez más alto. Sin casas feas y antiguas. O construcciones en la playa Kaiser para hacer de Madryn una ciudad pujante. Y que venga la dársena deportiva. Si es la Marbella patagónica. Con tonelada de falopa y todo que se encuentra de casualidad en Poseidón, el dios de los mares.

¿Pero, qué tiene que ver todo esto con nuestro protagonista, el patovica de salón?
En el mismo hotel en donde se hizo la reciente reunión sobre minería y que no sabemos quien garpó, Das Neves, en abril de 2016 dijo ante la presencia de Bulrich, la ministra de seguridad, que a las cosas había que ponerles nombre y apellido. Y apodo, ¿por qué no? La culpa de todo era del “Cura” Omar Segundo y cómo podía ser que una empresa seria como Aluar le diese el poder y el control de la estiba. Por allí anda algún archivo de Madanes Quintanilla explicando entre balbuceos cómo llegó Segundo a manejar la estiba.

Estiba que es sinónimo de “Rabanito”, el padre de la criatura. N. de la R: una semblanza amorosa hace el cronista comercial en su versión digital. (https://www.cronista.com/transportycargo/Una-pasion-por-la-actividad-que-lleva-dos-generaciones-20171004-0004.html) Dueño de Siquem, en alguna ocasión, cuyas máquinas sirvieron para dirimir el negocio tentador del manejo portuario a los tiros en el parque liviano. Estiba que es Loginter y Murchison, sinónimo de amnistía impositiva por casi 500 mil dólares. Sinónimo de Socía del informe del programa de Lanata, en 2013, que mostraba como un monotributista miraba al cielo y decía que la firma tenía otros componentes. Eran los tiempos de Langostino Santo o Narcolandia. Con Eliceche como funcionario provincial y Yahuar, nacional. Ambos desesperados por decirle al juez federal Hugo Sastre que no pasaba nada. Sastre, cuyo secretario es Mariano Miquelarena, amante del boxeo y del fútbol, pasión que comparte con el presidente de Guillermo Brown, el mismo que chiflaron en la alfombra persa del salón Arena cuando osó caminar en el abril del 2016 en donde no faltaba ni siquiera la zarandeada Gils Carbó, procuradora nacional por entonces.

Estiba que es igual a Ruta 40 SRL que desde entonces, desde la diatriba de Das Neves apenas asumido, apareció con una mezcla de nombres interesantes para juntar en esos puntitos como cuando éramos pibes y armábamos la figura de algún animalito en el suplemento “Croniquita” del diario de otro gallego, García, inspirador de varios proyectgos periodísticos.

Resulta que Ruta 40, empresa que se quedó con el negocio de la estiba de Aluar en algún momento vendió sus acciones a…Luis Tarrío, actualmente acompañante de Alejandro Garzonio en el ministerio de economía provincial y antes en la hacienda del municipio apenas asumido Ricardo Sastre en el sillón de la calle Belgrano. Sí, el mismo Tarrío que se fue silbando bajito y con una causa judicial.

Los movimientos fueron generándose hasta que en agosto de 2017 se formó un directorio que se asemeja a una selección local de los últimos años. Según boletín oficial de Chubut, el equipo forma así:

EDICTO DE AUMENTO DE CAPITAL – MODIFICACIÓN
DE CONTRATO – TRANSFORMACION DE RUTA
40 S.R.L.
En cumplimiento del art. 77 de la Ley 19.550, se
hace saber que por acta de reunión de socios de Ruta
40 S.R.L. de fecha 29 de noviembre de 2016 y 24 de
mayo de 2017, se ha acordado por unanimidad el aumento
del capital social a $ 5.000.000 (pesos cinco
millones), la modificación del objeto social y la transformación
de la sociedad en RUTA 40 S.A., según el balance
especial de transformación de fecha 31 de octubre.
Los Socios de RUTA 40 S.R.L. mantienen sus participaciones
como accionistas de RUTA 40 S.A., en iguales
proporciones a las anteriores, el Sr. Diego Martín
PEREZ, suscribe un mil (1.000) acciones ordinarias de
pesos un mil ($ 1.000) cada una, la Sra. Mónica Beatriz
MARTINEZ, suscribe un mil (1.000) acciones ordinarias
de pesos un mil ($ 1.000) cada una y AL PATAGONEST
S.A., suscribe tres mil (3.000) acciones ordinarias de
pesos un mil ($ 1.000) cada una quedando conformado
el capital social en la suma de pesos cinco millones ($
5.000.000), representado por cinco mil (5.000) acciones
ordinarias, nominativas no endosables de pesos un mil
($ 1.000) valor nominal cada una y que confieren derecho
a un voto por acción.
La administración de la sociedad estará a cargo de
un directorio, compuesto del número de miembros que
fije la asamblea entre un mínimo de uno y un máximo de
cinco, con mandato por tres ejercicios.
El Directorio electo quedará conformado de la siguiente
manera: Presidente y Director Titular Walter
Fabián GARCÍA MORENO, Directores Titulares: Hugo
Alejandro STECCONI; Gustavo Martin PAZ; Raúl Oscar
PÉREZ y Franco Estanislao FINIGUERRA, Directores
Suplentes Jorge Alberto Nadim AIDAR BESTENE y
Mónica Beatriz MARTÍNEZ, con mandato por tres ejercicios.

Dr. SAUL ACOSTA
Inspector General de Justicia
Ministerio de Gobierno.

García Moreno, ex IPV, Stecconi, secretario de Pesca y Jorge Aidar Bestene, ex secretario de Perl en el 87,que moja el pan en cuanto negocio hay dando vuelta: energía, inmobiliaria y ahora minería.

El sketch de Berugo Carámbula nos introducía en un laberinto municipal en donde siempre aparecía algún Gómez. Por eso lo del Pueblo Gómez, claro.

En casa, ya saben. En tiempos de 4G, el pibe que nació cuando el uruguayo hacía de las suyas;tiene su propio programa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*