Capítulo final de la «Mosca Blanca» entre vecinos y música en vivo

La imagen no es caprichosa. Se trata de Enrique Paillalef, el que se sienta sin estridencias en el escenario de la #UsinaCultural y se larga con un «picadito» de tres canciones hiladas de Carlos Gardel.

Era prácticamente el final. Ya habían pasado los mensajes y comentarios, las entrevistas o las charlas, las pizzas y las gaseosas que ofrecía la compañera Mariana Gala a los invitados.

«Nuestros compañeros siguen persistiendo por sostener los ingresos al Conicet, esos mismos cargos que en la ciudad son once y que gracias a la pelea que incluye defender los puestos de trabajo que el Gobierno Nacional le había garantizado en las universidades. Seguimos realizando campañas de visibilización y en el verano estaremos en la playa, al igual que el año anterior», nos cuenta en el comienzo Virginia Ramallo, representante de los científicos autoconvocados que se movilizaron en actividades propias y que recientemente estuvieron en Rawson cuando el pasado 6 de diciembre gremios y organizaciones sociales marcharon reclamando en contra de los ajustes.

Rato antes, Alberto, Marcos, Jorge, Guido, Ignacio, Eugenia y Fabricio acomodan todos los «fierros» que se corporizan en micrófonos, cables, cámaras, consolas y computadoras.

Al igual que el año pasado, #MoscaBlanca, conducido por Carlos Merino y con la participación periodística de #FacundoNavarro se desarrolló en la Usina Cultural entre componentes de la comunidad: representantes de partidos políticos, organizaciones sociales, colectivos que trabajan en pos de la memoria y aquéllos que defienden el medio ambiente, un referente de la policía comunitaria, los pibes con los trajes de dirigentes sindicales o trabajando por la cultura y una comunicación más ligada a los derechos humanos que a la mera consolidación de un producto.

Carlos Merino recuerda dialogando con Luis Moreno, subcomisario a cargo de la policía comunitaria desde hace dos años, el trabajo que hizo la Fundación Ceferino Namuncurá en 2003 en el barrio Ruca Hué, tema escogido por el joven representante de la fuerza quien señala cómo se trabaja con encuestas en ese sector y cómo las familias se sienten contenidas: «Nos pasó con un señor de setenta años que se emocionó cuando le dijimos por qué nos acercábamos»; «Nunca nos pasó», dijo Moreno que dijo el señor que transita el mismo barrio en donde la organización que posee la #UsinaCultural, escenario de la programación de La Namunkurá, trabajó con el club en donde juntos, Lizurume y Aristarain, representantes de los poderes ejecutivos de la época-protagonistas de una mala relación- hicieron el puntapié inicial. Lamentablemente el niño que complementaba la foto, al tiempo murió en el medio de las bandas que dirimían a tiros cuestiones de poder territorial. «Trabajamos en contra del narco menudeo», expresó Moreno a lo cual Merino le contestó que es la misma historia que 15 años atrás.

La mesa de «Construyendo Memoria» repasa las movilizaciones del año y las de antaño: «Los centros de estudiantes armaron una linda movida en 2011 cuando se juntaron para la carrera de Miguel-se trata de Miguel Sanchez, atleta desaparecido en 1978 cuya historia fue recuperada a través de una carrera que comenzó en Italia gracias aun periodista de ese país- que se hizo hasta 2015 cuando empezamos a quedarnos sin apoyo. Si bien es difícil hablar de ciertas temas todavía hoy-antes te «marcaban» en el barrio o en la escuela que debería ser el lugar de recuperar la memoria y muchas veces es la misma escuela la que frena esos procesos a pesar de los progresistas de muchos docentes-, el acercamiento de los chicos ha sido constante», resalta Fernando Sandoval, hijo de familiares desaparecidos quien recordó cómo se juntaban en 2006 en el paseo de la memoria, integrantes como Ricardo Lázaro-ex viceintendente- y Alfredo Ardetti.

A su turno, Daniel Gomez Lozano uno de los conductores del programa radial «El Hormiguero» que se emite en Radio Escuela Namunkurá se refirió a la espontánea movilización que generó el asesinato de la niña Leonela Aguirre: «No viví el Madrynazo pero aquélla fue una reacción producto de la indignación del pueblo», mencionó el abogado también dirigente de Unidos y Organizados, partido municipal. Antes, Merino desde la mesa de conducción del envío radial que lleva cinco temporadas habló sobre la masiva respuesta de la gente a principios de los ochenta cuando una embarcación estadounidense pretendió recargar combustible y fue expulsada por una pueblada, conocida por el Madrynazo.

Martín Gords inauguró con tres canciones, dos de su autoría y una del grupo Arbolito, el set de música en vivo que tuvo como tiene el programa cada martes entre las 18 y las 20, uno de sus ejes centrales: los temas musicales envasados en virtud de la letra o de la época que cuenta los temas políticos que se tratan en el estudio radial.

Hubo tiempo para un fragmento del peronista Juan Labaké, entrevistado en la mañana en «Acariciando lo áspero», en donde el abogado de Edcul en el juicio por encubrimiento de la AMIA y ex abogado de Isabel Perón y diputado nacional entre 1973-76 en donde se expresaba sobre Juan Domingo y su relación con Israel y los países árabes en contexto con la geopolítica.

Fue el pie que tuvo Merino para preguntarle a Pascuariello(h), si iba a ser candidato a intendente en 2019.»Nuestro espacio-Madryn y su gente- que hoy ocupa la vicepresidencia del PJ local buscará obtener nuevamente lugares en la Legislatura y en el Concejo Deliberante», sostuvo el joven que, enfervorizado mandó mensajes entrelíneas: «Quienes quieran volver pueden hacerlo. Quienes se fueron a otros partidos podrán ser candidatos como extrapartidarios y el peronismo siempre fue frentista».

Teléfono para Madryn y Trelew.

Aguaribay, dúo conformado por Martín Martínez y Juan Pablo Solco, integrantes también junto a Mariano Giannino de Funk Sinatra, sonó con guitarra, batería y cajón peruano.

Delicioso.

Hasta que la diputada provincial Alejandra Marcilla bajó el telón de la última escala en vivo de #Mosca Blanca, nuevamente despidiéndose en la Usina Cultural, contando la situación chubutense:»Es crítico el momento que se vive. Las cooperativas en el interior al límite por los ajustes. Una planta que podría reducirse en 15 MIL agentes, sobremanera en la educación y en la salud. Necesitamos sesionar y nosotros-el FPV- quisimos hacerlo el 22 pero no se pudo. El gobernador Arcioni propuso el 26 y no estaban dadas las condiciones. Están apareciendo cosas que en dos años muestran que las cosas se hicieron mal», dijo y remató con qué «aquéllos diputados que entran por una lista y se van deberían renunciar a las bancas».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*