El novel ajedrecista Tobías Sebastián Moreno nos hace un repaso por la historia

Tobías Sebastián Moreno Pérez está finalizando un gran año.Consagrado en los Juegos Nacionales Evita, en Mar del Plata, ganador de un certamen juvenil, se impuso ante el Gran Maestro Jorge Sabas, el “pequeño” también nos hace un raconto histórico del deporte que lo “atrapó” hace unos años. En una entrevista en Radio Escuela Namunkurá nos contó sobre gran parte de la historia, más antigua y más reciente que tiene que ver con un juego apasionante. Acompañado de su papá, histórico dirigente de fútbol en la zona, Claudio Moreno, el niño-joven nos maravilló con su claridad para introducirnos en la historia y desempolvar viejos archivos.”El mejor, para mí fue Fisher. Sé que se jugó en 2008 un torneo mundial juvenil que ganó Vachier Lagrave, ahora uno de los cinco mejores jugadores del mundo y Nadjorf y Panno han sido los más reconocidos argentinos. Inclusive, Panno le ganó a Spasky, rival de Fisher en tiempos de la Guerra Fría”, nos resumió en una conversación que podría haber durado horas.”Napoleón era bueno jugando”, agregó.

“Tanto como la historia, de cómo se inventó el ajedrez, al principio, que Napoleón jugaba, no me interesaba tanto, como el juego en sí”, cuenta Tobías Sebastián Moreno Pérez, uno de los deportistas de mayor crecimiento en la ciudad en los últimos años. Pese a su corta edad, el joven sabe de que habla:”Para la época, Napoleón era bueno, y su estrategia militar tenía cierto paralelismo con el juego del tablero”, dice y agrega que “su nivel de juego estaba bastante avanzado. El ajedrez está relacionado a una guerra:Todas las piezas interpretan a guerreros que intentan matar al rey del rival para ganar la partida”.

Moreno. De gran año, el joven madrynense mejor cuarto tablero en los Juegos Evita en Mar del Plata, se impuso en un certamen juvenil recientemente realizado y le ganó al maestro Jorge Sabas, histórica referencia en Chubut. Nos contó en una entrevista realizada en el programa “Efecto Namunkurá” sus conocimientos sobre la historia del deporte del trebejo.

Conocedor de la actualidad, la historia más añeja y reciente, Moreno sigue dándonos una clases del mundo de los trebejos:”Pablo Zarnicky-famoso en los noventa por su look, inclusive que “rompía el molde” de los ajedrecistas más comunes- sigue jugando, sí, pero el mejor jugador argentino, número dos de Latinoamérica es Sandro Mareco y el más notable a nivel mundial es Magnus Carlsen, de Noruega; sus rivales están entre los top 10. Hay tres, fundamentalmente, como Kramnik, de Rusia y Aronian, armenio quien ganó la Copa del Mundo que es, en realidad, el torneo, que define quien debe jugar con el titular mundial como es el caso del noruego que así y todo quiso jugar y quedó eliminado”, nos informa el pequeño que, a esta altura, nos deja con la boca abierta a quienes creíamos que el ajedrez seguía siendo potestad de figuras como Kasparavov o Karvop. O Fischer, en tiempos de la Guerra Fría.”La distancia es muy corta entre los primeros ranqueados”, nos ilustra Moreno quien completa diciendo que “entre el primero, Carlsen y el décimo, Nakamura, hay cincuenta puntos en el ranking ELO de diferencia”.

Mejor. Sin tantas diferencias, como antaño, en donde había dos figuras elevadas por sobre el resto, el noruego Carlsen Magnuss ostenta el título de campeón del mundo. Sin embargo, hay apenas cincuenta puntos de diferencia, entre él y el décimo en el ranking ELO.

“El mejor ajedrecista argentino-“que en realidad no nació en nuestro país, sino que se nacionalizó”, dice Moreno- fue Miguel Najdorf y después aparece Oscar Panno que tiene en su haber haberle ganado a Spasky, ex campeón mundial”, narra el novel ajedrecista que viene de un año espectacular: en el verano fue elegido como ajedrecista de 2016 en la Fiesta del Deporte, clasificó a las finales de los Juegos Evita en Mar del Plata tras coronarse a nivel provincial, obtuvo el mejor promedio del 4 tablero en la competencia bonaerense y se coronó campeón juvenil al regreso del torneo que se hace por equipos en donde Chubut también presentó campeonas a nivel femenino. “El mejor de la historia para mí fue Bobby Fisher que tenía como adversario a Spasky”.

Historia. Una partida entre Oscar Panno y Miguel Nadjorf en los sesenta. Para Moreno, los mejores de la Argentina en la historia. “Panno le ganó a Spasky y Nadjorf se nacionalizó argentino”, relató el chiquilín abriendo el abanico de información.

Otro logro saliente en la temporada fue haberle ganado al histórico maestro chubutense Jorge Sabas, a quien se impuso por tiempo:”La última partida que le gané fue gracias a imponerme antes que termine el juego ya que por tiempo estaba dos minutos abajo. Si perdes por el tiempo que se acabó y el rival, por ejemplo, tiene solamente un rey, se considera tablas a la partida porque uno se impone por el tiempo pero no tendría piezas para dar jaque mate. Distinto es si al menos le queda un peón que podría servirle para coronar una dama”, explica Moreno.

Fisher. “Para mí el mejor de la historia”, resumió Moreno quien agregó que el estadounidense, cuyo rival era el soviético Spasky se destacó en épocas de la Guerra Fría. Si leen el pensamiento de Bobby, más cuanto dice Moreno sobre Napoleón y las estrategias guerreras, el ajedrez tiene una gran relación con las batallas de la historia.

Con los ojos bien abiertos y emocionados, Claudio Moreno, su papá que lo acompañó hasta el estudio de radio, nos comenta que en San Luis hay un gran proyecto que une a la educación con este deporte:”Claudia Amura, gran campeona argentina que sigue jugando ha desplegado un gran trabajo en las escuelas. Sería muy importante que se repitiese en Chubut, como en otros lugares”, dice Moreno padre quien es reconocido por su actividad como dirigente futbolístico, sobremanera de Guillermo Brown, pero siempre dando una mano a los elencos que se van sumando a las competencias nacionales. Sobre los momentos que le ha dejado el fútbol, hace hincapié en la relación con Guillermo Samso, ex jugador de “La Banda”, surgido en las inferiores de Ferro con pasado, también en Chacarita, Argentinos Juniors, Espanyol de Barcelona, Brown de Arrecifes hasta regresar a su pago y jugar para Guillermo Brown en los comienzos de la etapa del Argentino “B”, en 2000. Luego su trayectoria como entrenador lo llevó a Gaiman, su tierra natal y a Racing de Trelew en donde hizo un gran trabajo en divisiones inferiores:”Hoy Guille-un hermano menor que me dio la vida está junto a su compadre Juan Esnaider-también surgido de Ferro, con pasado en Real Madrid, Juventus, Atlético Madrid y River, entre otros- dirigiendo en Japón y le va muy bien. Es otra linda alegría en la actualidad”, recalca Moreno quien no deja de subrayar que la gran carrera que comienza a hacer su hijo Tobías Sebastián está ligada a la perseverancia de la mamá que lo apuntala en los estudios y en el día a día.

En cuanto a la actividad interna, Moreno, explicitó:” A veces se hacen algunos abiertos, que el más conocido es el de Playa Unión al cual hasta hace algunos años venían maestros internacionales de Buenos Aires. El último año lo ganó Andrés Aguilar-ajedrecista de Comodoro Rivadavia, referencia en la disciplina, uno de los mejores tableros de la provincia de la década-quien hace poco consiguió el título de maestro FIDE. Para que tengan idea del logro, las categorías se dividen en candidato a maestro que lo acaban de inventar hace poco, luego maestro FIDE, maestro Internacional y Gran maestro”.

Mezcla. Las partidas entre niños, jóvenes y adultos se observan cotidianamente. Uno de los mejores exponentes es, según Moreno, el abierto de Playa Unión: “Hasta hace algunos años venían grandes Maestros de todo el país. En nuestra provincia, Andrés Aguilar, es el mejor. Recientemente fue nombrado como Maestro FIDE”.

Es tal el grado de información que maneja el pibe que siendo un pibe sabe que en Chubut se jugó un campeonato mundial juvenil: la sede fue el Rayentray y estuvo íntimamente ligado a la relación de Das Neves con Duhalde, quienes en el 2011 compartieron fórmula presidencial:”Fue en 2008 y quien ganó fue el gran maestro francés Maxime Vachier Lagrave que ahora está ubicado dentro de los mejores diez del mundo- quinto con 2796 puntos en el ránking ELO-. También está la figura de Alan Pichot que fue campeón mundial juvenil argentino”, dice quien era un niño de tres años cuando se disputó aquél certamen en Puerto Madryn.

Estudio. Tenía 3 años cuando, en Puerto Madryn, se realizó el Mundial Juvenil. “El ganador fue el francés Maxime Vachier Lagrave, uno de los más destacados en la actualidad”, contó el pibe que al margen de la herramienta que le provee internet, consulta a sus profesores quienes le cuentan datos de la historia.

-¿Toda esta información la comparten en el club, lees revistas especializadas o cómo accedes a ella?
-Habitualmente por internet. Me doy cuenta por los torneos. De paso veo y analizo las partidas.Hay una página de internet, chessresult, que te indica los resultados de todo el mundo. Ingresás a Argentina, por ejemplo y ahí te enterás de los resultados a nivel nacional.

“Me acostumbré a estudiar las partes del juego, los contenidos del deporte: las aperturas, el medio juego y el final”, recita Moreno para concluir una charla en donde él con sus doce años nos puso al día de la dinámica de un juego que en nuestro país sigue siendo vigente.

-¿Apertura ideal?
-Generalmente juego la apertura siciliana. No se utiliza tanto en la elite pero hay algunos que la utilizan y siguen ganando.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*