“La música es una forma creativa de acercarnos a los desafíos que plantea la educación”

(Foto gentileza: FB Mandala Libros)

Georgina Hassan presentó “Madre Selva”, en el Teatro del Muelle, en Puerto Madryn, este sábado a las 22 en conjunto con la orquesta infanto juvenil del Barrio Inta de Trelew.

Salió al escenario, ella primero, y los músicos que la acompañaban: un tecladista y acordeonista. También un contrabajo. Mano a mano con la gente los invitó a cantar mientras cantaba y contaba: historias propias y de cancioneras latinoamericanas como Violeta, de quien cantó volver a los 17 y de la hija, Isabel, de quien este año cumpliría cien años.

Madre Selva es mi cuarto disco y surgió de varias canciones que compuse sobre poemas de poetas argentinas. Esa fue la semilla del disco y a esas composiciones se le agregaron composiciones propias. Trabajamos con Diego Penela en esas canciones y sumamos a Rafael Delgado en el chello y comenzamos a pensar el disco en formato de trío y casi en vivo. Que se pudiera sentir lo que sentíamos en los ensayos, algo muy fresco. Lo grabamos de esa manera y luego aparecieron otras canciones que me pedían distinta sonoridad: una de ellas es “Corteza” que fui a graba a Chile con los Inti Ilimani que fue una experiencia muy hermosa porque es un grupo que admiro hace mucho tiempo y poder grabar con ellos fue algo hermoso y muy fuerte. Luego grabé una canción con el grupo de Boca en Boca, un grupo coral cordobés muy talentoso. También estuvo Marcelo Mogilevsky en una de las canciones como invitado, Guido Martínez, en fin; muchos músicos que admiro que han enriquecido ese repertorio y para mí también es maravilloso que esa canciones de poetas de todos los tiempos puedan estar sonando ahora teniendo en cuenta que algunas de ellas son del siglo pasado”, dice o cuenta o canta que en ella, es casi lo mismo al tiempo que explica cómo sostiene su actitud de artista independiente: “Como explicaba hoy acerca del financiamiento colectivo tuve una experiencia anterior con el disco anterior que se llama “Tornasol”, después el disco que quería hacer era muy caro y muy difícil de realizar como artista independiente, posición que deseo mantener porque me gusta decidir que quiero hacer, así que en ese momento con “Tornasol” nos permitió emprender esa experiencia de financiamiento colectivo y fue una experiencia muy hermosa porque nos permitió hacerlo pero además fue un intercambio con el público, poder conocernos, ponernos en contacto:algunas de las pre ventas que había en forma de recompensa eran conciertos íntimos en mi casa para veinte personas y con Madre Selva decidimos hacer lo mismo. La Gente participa desde 200 pesos que es el costo de pago por adelantado del disco y esa es la manera de llevarlo adelante. Es muy hermoso ver como la gente se va sumando”, sigue narrando la entramadora, Georgina Hassan que un rato antes nos regaló “Cartas de Abuelo”, “Como respirar” y “El Círculo”, antes de ensamblar con los pibes de la orquesta infanto juvenil del Barrio Inta en una experiencia emotiva, que ella rescata al final de la charla cuando le contamos el proyecto de la Fundación Ceferino Namuncurá. Antes, sobre los hilos, las tramas y los dedales, explica si es que vale la expresión por qué aparecen tanto en sus canciones las palabras que se tejen entre tejidos de abuelas:”Pienso en un costurero de madera muy grande que tenía mi abuela que tenía una puertita que a mí me gustaba mucho abrirlo, cerrarlo, sacar los hilos, mi abuela sí cosía aunque, es muy loco, porque mi mamá no lo hacía. Algo de ese tiempo que lleva el hilado, zurcir y entramar cualquier tela, también se traduce en lo que a uno a veces tiene que re-entramar en su vida. A veces te sentís como fragmentado, como desecho. Esto de los hilos, como de pronto la vida te va poniendo con personas que tenes que encontrar. En mis composiciones aparece mucho esto de los encuentros, de los hilos de lo que se teje. Y al mismo tiempo soy absolutamente fanática de los tejidos. Me emociona, me conmueve, en cada cultura sobre todo en Latinoamérica en como hay un lenguaje en los bordados: especialmente en los indígenas. Recuerdo en un viaje por Europa que entré en una casa en donde había tejidos y agarré uno y empecé a olerlo. Necesitaba algo que me conmoviera. Estaba en Europa y me gustaba estar allí pero necesitaba algo que conmoviera y eso me conmovía.Es algo que tendré pendiente para algún momento. Mientras tanto me sigue conmoviendo”.

Tiene la voz cansada, tuvo que recurrir a un brebaje, así lo dijo/susurró en el recital y agradeció a una joven que le permitió asumir su segundo compromiso consecutivo en la región. El día anterior había estado en Trelew. Por eso le hacemos la última, en forma de comentario en donde le contamos qué se hace, desde cuando y cómo las cosas en la Fundación Ceferino Namuncurá.

Entonces, abre grande los ojos color miel, como ese alimento-elemento que le permitió hasta meter un bis en el cierre cuando el público le pedía, “otra, otra”; y remata: ” A mi hija le cuento lo que eran las cartas. Esto de mandarle una carta a la abuela cuando nos vamos de vacaciones. Si bien no es algo que ella va a utilizar con frecuencia es como mantener esa magia aunque sea ocasionalmente recibir una carta es muy emocionante y enviarla también. Somos de una generación que ha vivido esa desaparición de esos elementos. Creo que vamos a volver a esos elementos para parar tanta conexión que en realidad al estar todo el tiempo conectado estás desconectado de aquéllo que pasa al lado. De la piel, de lo que estás viviendo en el presente. En cuanto a lo que me contás de los chicos, de las escuelas, tengo una experiencia muy bonita para rescatar y es que una maestra de Santa Fé me contó que trabajaba con esa canción (Cartas de abuelo) y otras del disco de “Cómo respirar” y un día para un cumpleaños me mandaron todos los chicos un sobre enorme con todos dibujos y cartas de ellos. Fue realmente muy conmovedor. También me contaba que ellos trabajaban mejor a partir de la música. Se los veía en en los videos, mientras escribían cómo escuchaban música. Me parece que nos marca un desafío de encontrar creativamente el conocimiento y poder hallar otras herramientas para darles a los niños”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*