El pueblo madrynense salió a la calle a pedir por la aparición con vida de Santiago Maldonado: 600 personas marcharon por el centro de la ciudad.

Con una actividad que comenzó a las 16 en el Paseo de la Memoria, la comunidad madrynense se manifestó a dos meses de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, ocurrida en Chubut, el 1 de agosto de este año.

Música en la voz de una joven que interpretó maravillosamente y a acapela una versión de “No llores por mí Argentina”, la lectura de poesías y un relato de Martín Yacachuri sobre un joven mapuche que, en Neuquén, tras “comerle” la cabeza el sistema, desde el barrio y la escuela, se convierte en gendarme y ataca con fiereza a sus hermanos; una stencileada sobre dos paños en donde participaron quienes se acercaron a la propuesta de los docentes Victoria Rodríguez y Claudio Suarez, integrantes del colectivo Costruyendo Memoria que, una vez más, activó la jornada:posteriormente y tras dos horas en el espacio ubicado enfrente al teatro del muelle, la gente se acercó en mayor cantidad y marchó hasta la plaza San Martín por Yrigoyen, Roca, 28 de julio, Marcos Zar, Belgrano y acercarse a la plaza San Martín por Mitre(Qué nombres) en donde el acto concluyó con las palabras de Adrián Escalante, uno de los representantes del colectivo que organizó la actividad como en la marcha del repudio al 2×1 y el pasado 24 de marzo.
Durante el inicio de la marcha se vivió un episodio confuso en donde un policía que se identificó como representante del servicio penitenciario bajó de un auto con su arma, descontento, aparentemente, porque lo estaban fotografiando:”No vengo a ninguna marcha”, dijo mientras una señora trataba de explicarle la situación que se relajó por la intervención de un manifestante que invitó a los que comenzaban a acercarse al policía, a retirarse.

Banderas con consignas pidiendo la aparición con vida de Santiago, el tradicional cartel con la leyenda “Nunca Más” que encabeza cada marcha, pequeños afiches fueron portados por niños, jóvenes de escuelas, artistas, familias, históricos militantes y representantes de los derechos de los pueblos originarios que militan en diversos sectores de la ciudad.
Juan Duarte y Federico Garitano, concejales de Unidos y Organizados y el Partido Justicialista, respectivamente y la diputada provincial del Frente para la Victoria, Alejandra Marcilla fueron las únicas caras que se observaron en representación de funcionarios o legisladores de la zona.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*