Experiencias educativas innovadoras: escuela 721 de Camarones

La escuela 721 de Camarones tiene una experiencia innovadora para compartir. Darío Funes, director del establecimiento habló con Fundación Ceferino Namuncurá y nos contó sobre la experiencia del lugar desde que en 1999 llegó a la dirección: “Raúl Giacone fue uno de los primeros políticos que confió en nosotros. Se acercó y dijo ¿Qué hacen acá y en qué puedo ayudar?”, nos comentó Funes quien agregó que ” teníamos todo en contra, desde el comienzo, por la forma del proyecto: ideal para que nos dijeran que no. Sin embargo fuimos creciendo y después de ese impulso durante la segunda gestión de Das Neves crecimos más aún en donde hubo un aumento importante de fondos para el criadero y la planta procesadora”.
dario-funes-director-escuela-camarones
Funes. El director de la escuela 721, Darío Funes le contó a Fundación Ceferino Namuncurá la experiencia innovadora que se realiza en Camarones.

La realidad, hoy es distinta: la planta no está funcionando de la misma amanera y la antena de la radio FM que funciona en la escuela, funciona, a medias: “El funcionamiento- de la radio- estuvo decaído porque hasta la mitad del año tuvimos el transmisor roto y dependemos de la reparación de servicios públicos: comenzamos a mitad de año y eso lentificó nuestro proceso porque los pibes se enganchan pero con estos inconvenientes cayó un poco el interés”, sostuvo Funes.

“En siete meses- recuerda el dirigente cómo fue el proceso de crecimiento de la escuela- se hizo todo: se equipó a la escuela y nosotros nos encargamos de gestionar los créditos. Pero fue el gobierno, con la impronta de la ministra Romero(Mirta) el que ofreció un fuerte impulso”, explicó Funes quien extendió: “Ahora estaría faltando la decisión política de producir. Que faciliten quienes quieran invertir en Camarones“.

Es el propio directivo escolar quien cuenta la historia de la institución: “Comenzamos a fines de 1999: en ese momento la educación no era significativa en el lugar y fuimos avanzando con el correr del tiempo con un proyecto que apunta a un desarrollo social. Camarones nos ofrece una bahía hermosa, un paisaje privilegiado. Nos pusimos a pensar de qué manera podía ser una escuela distinta y como ofrecerle a los chicos una experiencia distinta. Siempre digo que los campos tienen sus dueños y había que buscar nuevos horizontes. Nosotros lo encontramos en la acuicultura”, compartió Funes.

“Este proyecto no tiene techo y fuimos pensando en que una vez generada una estructura de investigación sobre moluscos, peces y crustáceos teníamos que hacer las instalaciones: eso nos permitió que los chicos vieran en la práctica lo que veían en la teoría. Esto nos permitió generar recursos para poder financiar esta actividad con el tiempo: tuvimos apoyo del estado provincial, organizaciones y otros organismos”, manifestó Funes que agregó: “Crecimos rápidamente y fuimos desarrollándonos hasta aumentar la matrícula:hay una planta procesadora y tenemos egresados de la escuela que están trabajando en el laboratorio; inclusive hemos hecho un convenio con el país vasco para que los jóvenes puedan capacitarse. La frutilla del postre sería que la planta pueda dar trabajo a los vecinos del pueblo a partir de la producción que genere la planta”.

Por su parte Funes finalizó diciendo que “la educación secundaria es la llave para la sociedad, quienes van a salir a defender esos cambios. Y nosotros, los mas grandes, apuntalándolos para contrarrestar todas aquéllas cosas que son negativas. El tiempo pasa pronto y hay que proponerles propuestas atractivas que eviten que se vayan para otro lado”.

(https://www.youtube.com/watch?v=25CCJnQEBY0)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*